Maltrato infantil

Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia familiar contra menores. ¿Qué se puede hacer para prevenir esta situación? Historias de jóvenes que lograron escapar de este fantasma y hoy sueñan con poder formar una familia sana y feliz

Sábado 21 de junio de 2008 | Publicado en edición impresa



Maltrato infantil
Maltrato infantil
Los castigos más utilizados entre niños de entre 0 y 5 años, son penitencias y retos en voz alta. Ver más fotos

A Marcos todavía le cuesta entender lo que le tocó vivir. La violencia física y psicológica que ejercía su abuela sobre él, la indiferencia de su madre, la inexistencia de un padre, generaron una falta de contención que lo empujó a la calle. "Ahí, la cosa cambia de color y tenés que elegir, pero con 10 años y sin alguien que te guíe bien elegís lo peor", cuenta Marcos. Hoy es un joven de 22 años, que gracias a un programa de contención y a su propio esfuerzo trabaja, vive solo y sigue tratando de mejorar su vida.

Pero Marcos no es un caso excepcional, sino uno más de los miles de niños que a diario son maltratados por alguien de la familia. En lo que va del año, el programa Las Víctimas contra las Violencias, que depende del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Eva Giberti, ya ha detectado al menos 270 casos de violencia contra chicos.

En la Capital, de las casi 4500 llamadas que recibió en 2007 la Línea de Asistencia a la Infancia y la Adolescencia (102), el 79 por ciento fue por denuncias sobre negligencia y maltrato. Las cifras reales son mucho mayores, si se tiene en cuenta que sólo se denuncian dos de cada diez casos.

En la provincia de Buenos Aires, las denuncias recibidas en las comisarías de la mujer y la familia sobre maltrato a menores de 21 años aumentaron un 56 por ciento el año pasado, respecto de 2006. A través de las defensorías zonales de la provincia, se tomaron al menos 1000 medidas de protección de derechos de víctimas de violencia familiar en 2007.

Aunque no hay estadísticas oficiales en cuanto al maltrato infantil en el nivel nacional, según los datos de la Subsecretaría de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia, en 2007 se recibieron casi 3300 denuncias de violencia familiar, que involucra la agresión física y psicológica de menores.

En el nivel mundial, las cifras son todavía más alarmantes: según Unicef, 275 millones de niños al año sufren distintos tipos de violencia.

"Si bien los números son terribles, hay que pensar más en la realidad: estamos hablando de criaturas indefensas que viven una constante situación de violencia", dice Karina Pincever, directora del Programa Ieladeinu, que trabaja con niños víctimas de violencia. A ese programa llegó Marcos a los 13 años.

"Al principio no entendía qué hacía ahí, pero prefería estar en el hogar a pasar los días en la calle con malas juntas , robando o buscando droga", cuenta Marcos. El joven tiene recuerdos de su infancia como una época en la que regía el "todo vale". Salía con un grupo de compañeros del colegio a hacer maldades. "Era nuestro juego -dice Marcos-. Otros niños hacen deportes o miran la tele, nosotros robábamos, sin entender las consecuencias."

¿Qué es el maltrato infantil?

Para muchos, el maltrato es la acción de golpear al menor. Sin embargo, este flagelo abarca mucho más. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato infantil es "cualquier acción u omisión de acción que viole los derechos de los niños y adolescentes". Es decir, hacer y no hacer respecto del cuidado del niño, puede convertirse en una forma de maltrato.

El abandono o negligencia, y el maltrato emocional también son formas de violencia, según sostienen los especialistas. "El maltrato psicológico y el trato humillante son la primera manifestación de la violencia hacia el menor", dice el presidente del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sergio Sanmartino. "Primero es la violencia verbal, después viene el maltrato físico", aclara Sanmartino.

Así lo cuenta Sofía, una joven de 17 años que fue derivada por el juzgado a uno de los hogares de la Fundación Juanito, que también trabaja con niños maltratados. "Yo no entendía qué le pasaba a mi mamá, me daban miedo sus gritos -recuerda Sofía-. Ahora sé que era el alcohol lo que la alteraba. Después de los gritos empezaron a venir los golpes", dice la joven.

Muchos de los menores que llegan a estos hogares tienen grandes signos de abandono físico, sin que necesariamente se haya llegado al golpe. "Algunos de los niños son traídos al programa con un peso muy por debajo de lo normal, sucios y con una notoria carencia de afecto", señala Pincever.

Una tercera etapa, y con consecuencias físicas y psicológicas aún más graves, es el abuso sexual. "Si hubiera cifras que reflejaran la realidad en este aspecto, serían terriblemente altas", dice la directora del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Nora Shulman.

Un estudio realizado por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina, junto con la Fundación Arcor en 2007, investigó los distintos tipos de castigo físico y humillante que más ocurran en la Argentina. Los resultados sostienen que en los hogares con niños de entre 0 y 5 años, los castigos más utilizados son principalmente las penitencias (65,1%), los retos en voz alta (65%), los golpes, cachetazos y chirlos (31,8%) y en menor medida las agresiones verbales (9,1%).

El maltrato se manifiesta de muchas maneras y todas ellas vulneran los derechos del menor protegidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1989, e incorporada a la Constitución Argentina.

La mayoría de los casos sólo salen a la luz cuando alguien detecta las evidencias físicas del maltrato en el menor. "Por lo general son los maestros quienes se dan cuenta de la situación, cuando el niño empieza a faltar sin excusas válidas, y aparece con golpes en distintas partes del cuerpo", indica Sanmartino.

Cadena de violencia

¿Qué es lo que lleva al adulto a descargar su violencia sobre un niño indefenso? Las explicaciones son muchas y Sin embargo, puede señalarse un aspecto básico: los adultos violentos han sufrido violencia en su pasado.

Según una investigación realizada por el Programa Ielaidenú con niños maltratados y sus familias, en el 90 por ciento de los casos los padres fueron a su vez maltratados durante su infancia.

Por eso los especialistas recomiendan trabajar en conjunto con la familia. “Hay que pensar que los padres también fueron víctimas”, dice Mónica Basualdo, una de las responsables del Hogar Juanito. Basualdo sostiene que no se puede negar el pasado del niño, sino que hay que trabajar para evitar que esa violencia se repita y, en lo posible, que los padres también se recuperen.

“La historia de la propia infancia se considera uno de los factores de más alto riesgo en las posibilidades de llevar adelante adecuadamente la educación y la crianza de los hijos”, sostiene María Inés Bringiotti, de la Asociación Argentina de Prevención del Maltrato Infanto-juvenil (Asapmi).

Marcos aún hoy, después de pasar diez años en un hogar, conseguir trabajo, independizarse, y lograr algunas de sus metas, sigue preocupado por la posibilidad de repetir su pasado violento. “Intento evitarlo, pero es algo que uno se trae del pasado y siempre tengo miedo de no poder controlarlo”, se lamenta Marcos. Perdió a su pareja porque se asustaba de sus salidas violentas como, por ejemplo, romper algún objeto o gritar para descargarse.

A pesar de todo está convencido de que no va a repetir lo que le hicieron a él. “Todo lo que hago tiene como objetivo estar lo suficientemente seguro como para criar una familia con mucho afecto y sin violencia”, dice el joven.

Una tarea de todos

La sociedad civil, la escuela y los medios de comunicación son tres actores fundamentales para actuar en contra de la violencia hacia los niños. “La falta de valores que experimentamos hoy es una de las grandes causas del maltrato hacia los niños”, opina Marta Dávila, de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

En eso coincide también la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf). “Es frecuente que los niños maltratados incorporen modelos violentos”, dice Paola Vessvessian, de la Senaf. “Si además se identifican con el agresor, es posible que ejerzan violencia sobre otros, cuando no la vivencian en su cotidianidad sobre sí mismos”, aclara.

La violencia en la televisión, la indiferencia ante las evidencias cada vez más alarmantes, la negación social de este flagelo que afecta a los niños es lo que los especialistas sostienen que hay que erradicar.

Según los representantes de Periodismo Social, los medios “tienen un potencial comprobado en la promoción de derechos de niños y niñas” y pueden contribuir para hacer visible el problema del maltrato infantil, “desnaturalizando estos hechos y mostrándolos como un fenómeno psicológico y social complejo, antes que como un flagelo inevitable”. Pero el trato mediático de estos temas también puede generar el efecto contrario. Gisela Grunin, de Periodismo Social, sostiene que esto sucede cuando los medios “ponderan el aspecto más morboso de los hechos, y cuando revelan datos o muestran imágenes que identifican a las víctimas”.

Las víctimas del maltrato también identifican la “mala prensa”. Matías, un joven que vivió el maltrato en su familia y que hoy es parte del Hogar Juanito, no está de acuerdo con la manera en que se cubren los hechos de violencia hacia los menores.

“Para los periodistas es algo que pasa lejos, que sólo se publica cuando es un caso extremo, y que pierde importancia a los pocos días –dice el joven, de 17 años–. Pero para nosotros es algo muy real, que vivimos todos los días.”

Si bien hay muchos casos en los que los niños son los protagonistas de la violencia hacia otros, incluso en ese punto, sostienen los especialistas, hay que considerar a los pequeños agresores como víctimas. Además, la violencia ejercida sobre los menores es mayor que la ejercida por parte de ellos.

Según el monitoreo de noticias sobre infancia y juventud que realiza, desde 2004, el Capítulo Infancia de Periodismo Social en los principales diarios del país, las notas en las que se relatan hechos sobre niños o niñas víctimas de diferentes tipos de violencia quintuplican las notas en las que aparecen como agresores.

También la escuela debe responsabilizarse por la violencia hacia los niños, y actuar para evitar que se difunda. “A veces, las instituciones están desbordadas, y cuando un nene se porta agresivamente deciden echarlo del colegio –dice Pincever–.

Pero cuando los chicos son violentos, hay que pensar que eso es el signo de que algo les está pasando a ellos”, agrega la especialista.

Sociedad civil

La presidenta de la Fundación Nuestras Manos, María Lourdes Molina, también sostiene que es la sociedad civil organizada la que debe actuar para evitar la violencia hacia los niños. “Debe convocarse a profesionales de las distintas disciplinas e ir preparando a los estudiantes de los últimos años de las carreras de Trabajo Social, Psicología, Psicopedagogía, Medicina, Psicología Social, entre otras”, dice Molina.

Sofía, Matías y Marcos se muestran dispuestos a no repetir lo que ellos vivieron. Los tres pelean por su futuro y sueñan con una familia, con hijos a los que puedan brindarles el afecto que ellos no recibieron de sus padres.

Por Sol Amaya

De la Redacción de LA NACION

En Entre Ríos se aplican medidas contra el abuso sexual infantil

11/06/11 |La titular de la Dirección de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, Marcia López. comentó que desde julio del año pasado está en vigencia en la provincia el Protocolo de Abuso Sexual Infantil, firmado entre los ministerios de Salud y Gobierno, la Policía de Entre Ríos y las instituciones que abordan la problemática.
Dijo la directora del organismo dependiente del Ministerio de Gobierno Justicia y Educación, que en este protocolo se establecen las pautas o pasos a seguir ante los casos de abuso sexual infantil que pueden ser intrafamiliar o extra familiar, de lo cual dependen las medidas a tomar. “Si el suceso ocurrió en el ámbito familiar inmediatamente hay que separar al chico del supuesto abusador, no así cuando es un abuso extra familiar y el pequeño cuenta con la contención de la familia”, explicó.
Agregó que, a partir de la evaluación del caso, se toman las medidas médicas correspondientes y hay un plazo de 48 horas para tomarle la testimonial al niño en la cámara de Gesell. La denuncia se la toman al adulto responsable y, en caso de que no esté disponible, puede realizarla el defensor de Pobres y Menores. En todos los casos se le da intervención al defensor, quien sugerirá al juez las medidas de protección.

Capacitaciones relacionadas

El organismo realiza también capacitaciones en temas relacionados con violencia familiar y abuso sexual, en distintos puntos de la provincia, en función de las demandas de cada localidad.
A partir de un convenio firmado el año pasado con la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uader), se brinda capacitación a estudiantes, profesores, agentes de salud y todos los interesados en la temática.
También se dan capacitaciones en barrios para la comunidad en general y charlas en escuelas para docentes y alumnos con la intención de difundir el trabajo realizado desde el organismo y hacer saber a la población cuáles son los derechos de las víctimas, qué acciones deben seguir adelante ante la comisión de delitos y cuál es la asistencia que se brinda desde la Dirección.

Trabajo y funciones

Por otra parte, la Dirección realiza un trabajo coordinado con las asociaciones que integran a familiares de víctimas de delitos de Paraná y localidades del interior de la provincia como Gualeguaychú, San José y Concepción del Uruguay.
Está entre sus funciones determinar el daño presente en la personalidad de la víctima y la posibilidad de trascendencia al futuro de ese daño, y la determinación y aplicación de los medios idóneos para repararlo.
La orientación de la víctima y su grupo familiar para superar la situación de tensión producida por el delito. Orientación y asistencia con relación a los aspectos laborales, educacionales y sociales en aquellos casos que como consecuencia del delito se hubieren afectado.
Atención y tratamiento de la urgencia de la crisis provocada por el delito, procurando evitar la precipitación y cristalización de conductas, estimulando la comprensión y revalorización de la victima como persona.
Asistencia prioritaria a las víctimas que tengan necesidades especiales, menores de edad, discapacitados, ancianos u otras que por su condición de vulnerabilidad o por la índole de los daños sufridos merezcan una ayuda eficaz y oportuna.
Acciones que contribuyan a la recuperación de las víctimas directas e indirectas del delito, evitando una nueva victimización y protegiendo su integridad e intimidad.

http://www.diarioelargentino.com.ar/noticias/92600/en-entre-rios-se-aplican-medidas-contra-el-abuso-sexual-infantil
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Acusan de abuso sexual a monitores de delegación infantil de 28 de Noviembre


Padres de niños que integraban una delegación deportiva de la localidad de 28 de Noviembre denunciaron penalmente a cuatro monitores de haber abusado sexualmente de seis de ellos tanto en el colectivo en el que viajaban como cuando estuvieron alojados en el gimnasio “Dardo Rocha” de Río Gallegos.
external image 51750.jpg
El intendente Oscar López prometió llegar a fondo en la investigación.
Los hechos habrían ocurrido el fin de semana y el escándalo que conmocionó a la población de la cuenca carbonífera motivó la renuncia del director municipal de Deportes, en tanto que el intendente Oscar López dijo que en caso de constatarse tal circunstancia actuará con dureza contra los responsables.
Las denuncias fueron inicialmente radicadas en la comisaría de 28 de Noviembre, pero hasta ayer la juez no había citado a los involucrados. “Sólo tuvimos el apoyo del intendente”, expresaron los padres.
“Esperamos que haya justicia y que esta gente que les causó daño a los niños no queden libres y que reciban su castigo”, indicó un funcionario municipal al reconocer el hecho.
Los padres acusaron a cuatro monitores que viajaron con los niños de haberles bajado los pantalones y con una naranja haberles frotado los genitales.
También les arrojaron cenizas de cigarrillos e inclusive les sacaron fotos ante la mirada de sus compañeritos.
Los hechos habrían ocurrido dentro del colectivo y en el gimnasio riogalleguense “Dardo Rocha”, donde se alojaron los niños junto a los responsables del viaje.
“Este es un golpe fuerte para la sociedad de 28 de Noviembre, pero hay que continuar con las actividades de los chicos y que las autoridades judiciales castiguen a los responsables”, señaló el funcionario que formuló declaraciones a la Agencia de Noticias Austral, aunque la misma no lo menciona por su nombre.

REPERCUSIONES

Desde la mañana del lunes no pararon las repercusiones sobre el hecho. Al principio las versiones se entremezclaban, aunque la mayoría se fueron aclarando durante el día. Lo cierto es que menores entre 5 y 11 años, acompañados por tutores responsables que pertenecen a la órbita de la Municipalidad de 28 de Noviembre, retornaban de un torneo de fútbol cuando sufrieron distintos tipos de agresiones humillantes y hasta fueron amenazados.
Durante la tarde del lunes, en el gimnasio “Luis Ivovich” de 28 de Noviembre, se llevó a cabo una reunión entre padres y el intendente Oscar López, en donde también estuvo presente el responsable del área de Deportes, Alejandro Mac Lean, quien manifestó que ya había presentado su renuncia al cargo por sentirse responsable de quienes conduce en el área y preocupado por la situación.
Por otra parte, el portal del diario digital Patagonia Nexo señaló que el intendente López dijo haber tomado conocimiento del asunto por el comisario local.
“Que un hecho como éste suceda, le duele a uno como gobernante, y me pongo en el lugar de cada padre de lo que duele y molestan estas cosas. Luego de escuchar el relato de ellos, tomé la iniciativa de iniciar un sumario administrativo al profesor y a los cuatro instructores a cargo del viaje”, dijo el jefe comunal.
El intendente agregó que se reunió con la jueza Betina Bustos para que apenas tome conocimiento del sumario, acelere los procesos judiciales que están a su cargo, para que se esclarezca lo más pronto posible.
“Acá ha habido abusos por maltratos que no se justifican desde ningún punto de vista. Voy a ser muy duro con los empleados que participaron, en los cuales los padres confiaron y yo confié como gobernante”, dijo López, agregando que “esto nunca pasó, y realmente estamos muy sorprendidos. Pero quiero dejar en claro que esto se va a seguir hasta las últimas consecuencias”.

http://www.elpatagonico.net/index.php?item=nota&idn=98878&ref=hoy




Educación para prevenir el abuso sexual infantil


Miércoles 8 de Junio de 2011 |
El Equipo de Prevención del Abuso Sexual Infantil (Epasi), institución dependiente de la iglesia cristiana evangélica Visión Apostólica, trabaja con adultos, niños, niñas y adolescentes en prevención de abuso sexual. Sin distinción de credos, ya capacitó a 12.000 adultos en talleres y jornadas y dictó charlas en escuelas, iglesias e institutos de toda la provincia, con lo que alcanzó una población de 22.000 personas, entre chicos y grandes. Debido a su éxito, el modelo fue replicado en 11 provincias argentinas.

El Epasi funciona en Chile 3.901, en el barrio Las Américas, y está a cargo del pastor José Valoy. La fundación trabaja desde 1999 alertando a la sociedad sobre esta problemática y enseñando cómo prevenir y detectar el abuso sexual infantil. Trabaja en red con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán, con el Colegio de Abogados de Tucumán y con la Secretaría de Derechos Humanos, entre otras instituciones. El eje de la tarea es un programa de Prevención destinado a niños de entre 4 y 17 años, bajo el lema "Mientras nos divertimos aprendemos a vivir", creado por Viviana Salinas, presidenta del Epasi.

Esta semana, la fundación recibe la visita de evaluadores de la Agencia de Desarrollo Sueco y de PMU Interlife, que apoyan financieramente la obra. El modelo será implementado en otros países

Nieta de hombre acusado de abuso infantil también recibió maltratos



Contenido Relacionado

CAROL MARBIN MILLE

�cmarbin@MiamiHerald.com

La niña de seis años que reveló los terribles abusos que cometían sus abuelos contra sus dos hijos adoptivos es también una víctima de abuso infantil, dijeron el viernes las autoridades.
Una juez de Miami ordenó que ni Jennifer Pérez, madre de la menor, ni ningún otro miembro de la familia tengan contacto con la niña en un futuro inmediato.
“Quiero saber si por lo menos puedo hablar con mi hija’’, preguntó Pérez.
“No’’, le respondió la juez de Circuito Sandy Karlan en una audiencia de custodia que solicitó Yovani Pérez, ex esposo de Pérez.
“¿No puedo hablar con ella?’’, le preguntó Pérez a la juez.
“En estos momentos usted no tendrá contacto con ella”, le contestó Karlan. “Necesitamos conocer los detalles de las alegaciones y son bastante horrorosos. Estoy segura de que usted lo sabe bien. En la actualidad nada bueno podría salir de todo esto’’.
Jennifer Pérez y sus padres, Jorge y Carmen Barahona, son los principales protagonistas de uno de los escándalos más espantosos de abuso infantil que se recuerde últimamente en la Florida.
El Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF) buscará quitarle a Pérez sus derechos maternos de inmediato, según una abogado del departamento que estuvo presente en la audiencia del viernes.
La escena que tuvo lugar en la corte presidida por Karlan es similar a la que se protagonizó el miércoles en otra sala del tribunal cuando la juez de Circuito Cindy Lederman le ordenó a Carmen Barahona que no podía tener ningún tipo de contacto con sus hijos adoptivos.
El pasado 10 de febrero, la línea de emergencia del DCF recibió un reporte de que Victor y Nubia Doctor, los dos hermanos mellizos adoptados por el matrimonio Barahona, eran atados de pies y manos y obligados a permanecer durante horas en una bañera.
Antes de que un investigador del DCF pudiera encontrar a los dos niños, las autoridades hallaron a Victor en la camioneta de Jorge Barahona, detenida en la autopista I-95. El niño estaba bañado de productos químicos sin identificar y estaba en medio de un grave ataque de apoplejía que representaba una amenaza para su vida.
Apenas unas horas más tarde, el cadáver de Nubia, la hermana de Victor, fue encontrado en la cama del vehículo, dentro de una plástica y cubierto de químicos abrasivoss que se describieron en un principio como ácidos.
Funcionarios del DCF dijeron que no sabían todavía cuándo Nubia fue asesinada, así como tampoco si la persona a cargod el caso hubiera podido haberla salvado incluso si se habría localizado a los niños de inmediato.
La llamada a la línea de emergencia la hizo Lisa Reiss, terapeuta que había hablado con la hija de seis años de Pérez, a insistencia del padre de la niña.
Esther Jacobo, principal abogado del DCF en Miami, le dijo a Karlan en la audiencia del viernes que después un investigador del departamento trató de hablar con la niña, pero la madre de la menor obstaculizó las gestiones para que pudiera hacerlo. La niña lloró cuando el investigador intentó hablar con ella.
Mientras tanto, Karlan ordenó que la niña debía permanecer con el padre en tanto continúa la investigación.
“No quiero que usted tenga contacto con su hija’’, le dijo Karlan a Jennifer Pérez. “No quiero que ningún miembro de su familia tenga contacto con ella. No intente hablar con el padre de la niña. No trate de comunicarse con nadie de ninguna forma. No busque contacto a través de nadie ni envíe una nota por debajo de la puerta. Si lo hace, estaría violando mi orden y estaría desobedeciendo esta corte’’.
El miércoles, los fiscales del Condado Palm Beach presentaron cargos por intento de homicidio en primer grado contra Jorge Barahona, que ha estado detenido desde que su camioneta fue hallada en la I-95 el lunes por la noche. Los cargos de intento de homicidio se suman a los cargos de abuso infantil con agravantes que se le habían formulado previamente.
A Barahona no se le concedió fianza por las acusaciones de intento de homicidio. Los fiscales dijeron que Barahona “admitió rociar al niño con una sustancia cáustica después que trató de suicidarse’’.
De igual modo, dijeron que consideraban que si se dejaba en libertad a Barahona existía grandes posibilidades de que tratara de escapar.
“No hay suficientes condiciones para proteger a la comunidad de algún tipo de amenaza física’’, apuntaron los fiscales.
.
http://www.elnuevoherald.com/2011/02/18/889097/nieta-de-hombre-acusado-de-abuso.html


Según datos del II Congreso Argentino de Pediatría General Ambulatoria

Sólo se difunde uno de cada diez casos de abuso sexual infantil

El 50% de las veces no existen signos visibles en los niños victimizados

Jueves 15 de noviembre de 2001 |
Sólo se difunde uno de cada diez casos de abuso sexual infantil
Sólo se difunde uno de cada diez casos de abuso sexual infantil
El ocultamiento del abuso sexual suele ser una de las barreras con las que se encuentran los pediatras.

Hay un mundo sórdido y sombrío que habitan por la fuerza los seres más vulnerables. Un mundo gobernado por la más patética de las ironías: aquellos que deben cuidar a los niños abusan de ellos. El abuso sexual infantil no pertenece, sin embargo, al terreno del descuido. Ataca, hiere y lastima, más allá del cuerpo, la dignidad del ser humano y es, según la Sociedad Argentina de Pediatría, una de las principales formas de maltrato infantil. Tan oculta a veces, que sólo uno de cada diez casos de abuso sexual infantil se dan a conocer.
"En la Argentina no tenemos estadísticas precisas, pero en los hospitales vemos cada vez más pacientes abusados", dice el doctor Rowensztein, jefe de Consultorios Externos del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y secretario general del II Congreso Argentino de Pediatría General Ambulatoria, que se inicia hoy en Buenos Aires con la participación de unos 2500 pediatras argentinos y extranjeros.
La historia se repite
"Quizá no se trate de nuevos casos de abuso -afirma Rowensztein-, sino de que los habituales ahora salen a la luz."
Definido como la implicación de niños o niñas en actividades sexuales destinadas a satisfacer necesidades de los adultos, "el abuso sexual se basa en tres pilares: abuso de poder, existencia de una persona vulnerable (en este caso un menor de 18 años y con una diferencia de cinco años de edad con el abusador) e intencionalidad del que abusa", explica la doctora Gloria Sacroisky, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Tornú y miembro del comité científico del congreso.
En el abuso sexual no se repiten más que esas características. Por lo demás, pobres y ricos, jóvenes y viejos, vecinos y amigos, y hasta los propios padres se cuentan a menudo entre los autores de las vejaciones que, en el caso de estos últimos, llegan a violar aquella prohibición (el incesto) que constituye el fundamento del pasaje de la naturaleza a la cultura. Las consecuencias son graves, aún cuando otras leyes, las escritas en los libros de derecho, permitan separar al abusador del niño cuando existan sospechas de abuso.
La violación sexual, en sentido literal, es la forma más tremenda de abuso, pero "el manoseo, el mostrarse desnudo delante de los hijos, la pornografía, el hacer participar a los chicos de actividades sexuales de los adultos y, obviamente, la prostitución infantil también se consideran formas de abuso", dice la doctora Sacroisky.
La experiencia indica que la mayoría de los abusadores son hombres. En ocasiones, la historia se repite: las madres de niños victimizados frecuentemente pasaron por situaciones similares.
Marcas invisibles
Las marcas que deja el abuso sexual son cicatrices más enclavadas en la emoción y la mente, que en la fisonomía corporal: "Se traducen en disfunciones sexuales en la adultez, y problemas de relación interpersonal. Sobre todo porque la mayoría de las veces permanecen ocultas por años. Hay que pensar que en más del 50% de los casos no existen signos visibles del maltrato, que muchos chicos tienen vergüenza de contar lo que les pasa y que, en ocasiones, los adultos no prestan atención a frases como Mi papá me toca demasiado ".
La negativa de los adultos y el acumulado temor a contar esa verdad que duele produce a menudo la retracción de los chicos, aun cuando se han decidido a contarlo todo. Así, el problema se agrava, entrando en un círculo vicioso que tortura.
Como médicos de cabecera, "los pediatras están capacitados para detectar precozmente éste y otros problemas relacionados con el maltrato -afirma el doctor Juan Ursomarso, presidente del mencionado congreso-. La detección precoz es indispensable para evitar grandes secuelas." Después, el tratamiento es multidisciplinario e incluye la participación de pediatras, psicólogos, asistentes sociales.
Si bien es complejo prevenir a un niño de un abusador, "es importante enseñarles a los chicos que su cuerpo les pertenece; que pueden cerrar la puerta de su habitación para tener intimidad y, sobre todo, hay que tomar en cuenta algunos indicios físicos o de cambios de conducta que puedan hacer sospechar el abuso", explica la doctora Sacroisky.
A veces, el dolor que se vive en la penumbra no necesita ser expresado con palabras. Hasta los más pequeños pueden mostrar en un dibujo el tremendo secreto que llevan guardado. Hasta en eso pueden contar su verdad. Sólo necesitan que los mayores los escuchen y les crean.
Por Valeria Shapira
De la Redacción de LA NACION
Signos de alarma
Aunque el ocultamiento del abuso sexual suele ser una de las barreras con las que se encuentran los pediatras, existen signos de certeza (embarazo, contagio de una enfermedad de transmisión sexual, señales evidentes de violación) a los que se suman signos de alarma, como el incremento de fobias y miedos, la masturbación compulsiva (más allá de la autoexploración normal de los chicos), los trastornos del sueño y de la conducta, la enuresis agravada o repentina, las vulvovaginitis persistentes, las fugas del hogar e incluso los intentos de suicidio. "Esto no significa que por sí solos estos signos indiquen abuso, pero evaluados en conjunto pueden ayudar al diagnóstico y tratamiento del problema", dicen los pediatras.
Austria: tuvo encerrada a su hija 24 años y tendría 7 hijos con ella
El hombre de 73 años, ahora detenido, vivía con su esposa y tres de sus hijos-nietos adoptados por la pareja. Otro de los niños murió y los restantes tres estaban encerrados con su madre en un sótano.
lunes, 28 de abril de 2008
Austria: tuvo encerrada a su hija 24 años y tendría 7 hijos con ella
Austria: tuvo encerrada a su hija 24 años y tendría 7 hijos con ella

Terror. En el sótano de esta vivienda un hombre mantuvo secuestrada a su hija por 24 años.

Viena. Una austríaca vivió durante casi 24 años como rehén de su padre, con quien presuntamente tuvo siete hijos nacidos en un sótano donde pasó un espeluznante cautiverio al que ayer no daban crédito los vecinos del pueblo de Amstetten, en el este de Austria.
En un delicado estado psicológico y físico, Elisabeth Fritzl, de 42 años, afirmó a la policía haber estado recluida en el subterráneo desde el 28 de agosto de 1984. Ese día, su padre, Josef, de 73 años y ahora detenido, le administró al parecer un producto anestésico, la esposó y la encerró en el sótano del inmueble en el que vive.
Oficialmente, Elisabeth había sido dada por desaparecida y hasta se creía que había enviado una carta a sus padres pidiéndoles que cesaran en su empeño de encontrarla. Las autoridades dedujeron que había acabado en manos de alguna secta.
En realidad, soportó décadas de calvario en un sótano, donde su padre "abusaba de ella con frecuencia", indicó la mujer a la policía. Según su declaración, tuvo siete hijos de su progenitor. Todos ellos llegaron al mundo en el subterráneo, según su versión.
Se trata presuntamente de tres niños y tres niñas, ahora de entre 5 y 20 años, además de un bebé gemelo que murió un mes después de nacer por falta de cuidados. Su cuerpo pudo ser quemado, señalaron los investigadores, que están a la espera de que las pruebas de ADN confirmen los parentescos.
Al parecer, Josef habría logrado adoptar a tres de los hijos, dos niños y una niña, haciendo creer a su esposa, Rosemarie, y a las autoridades, que habían sido depositados en la puerta de su domicilio, cada uno de ellos con varios años de intervalo.
Todos ellos, de varios meses de edad, aparecieron en la entrada con una carta firmada por Elisabeth en la que aseguraba que no podía encargarse de los pequeños porque ya tenía a otros a los que mantener.
Los niños siguieron una escolaridad normal y vivían en el domicilio de Josef y Rosemarie, mientras su madre permanecía recluida en el sótano junto a sus otros tres hijos, una joven de 19 años, un joven de 18 y un niño de 5. Aparentemente, el padre se encargaba de alimentarlos mientras que su esposa ignoraba su presencia. El caso salió a la luz a raíz de la hospitalización a mediados de abril de una joven de 19 años llamada Kerstin, que se encontraba en estado muy grave. Para diagnosticar la enfermedad que padece Kerstin, hija y nieta del secuestrador, los médicos intentaron en vano ponerse en contacto con la madre, Elisabeth Fritzl.
Como consecuencia de estas pesquisas, el secuestro fue descubierto el sábado por la noche, cuando el padre liberó a los cuatro antes de ser detenido. Ante la policía, Elisabeth acusó a su progenitor de "crímenes masivos" al tiempo que aseguró que Rosemarie no estaba al corriente de los abusos sexuales de los que fue víctima desde los 11 años.
Anoche, el padre reveló a la policía el código de la cerradura electrónica del sótano, un espacio angosto que cuenta con varias pequeñas separaciones, un aseo y un televisor.
Los vecinos expresaron su estupor ante este drama digno de una película de terror. "Para mí, (el sospechoso) era un hombre viejo de pelo gris que miraba de vez en cuando por la ventana", explicó una vecina. La familia "tenía una piscina en el jardín y a menudo oíamos reír" a los tres hijos, explicó otra vecina.
Austria vivió en los últimos años varios casos de secuestros inverosímiles, entre ellos el de la joven Natascha Kampusch, recluida por un hombre durante ocho años en el sótano de una casa de las afueras de Viena, de donde logró escapar, y el de tres niñas secuestradas por su propia madre, con discapacidad psíquica, durante siete años. Agencia AFP



"Escribir me ayudó a sanar heridas provocadas por el abuso"

La psicóloga chilena Vinka Jackson propone un camino para superar las vivencias con efecto traumático

Sábado 11 de junio de 2011http:www.lanacion.com.ar/1380776-escribir-me-ayudo-a-sanar-heridas-provocadas-por-el-abuso



La psicóloga chilena Vinka Jackson propone un camino para superar las vivencias con efecto traumático
La psicóloga chilena Vinka Jackson propone un camino para superar las vivencias con efecto traumático

external image fotoembedida&otros=imagen_id:1391185
Tesy De Biase

Para lanacion.com

"Recuperar los derechos de autor". Así califica la psicóloga chilena Vinka Jackson el recorrido que la condujo desde el sometimiento del abuso a la libertad de sentirse dueña de su cuerpo y de su existencia. Y su metáfora es, paradójicamente, literal, ya que su proceso personal desembocó en la escritura de una novela que es el descarnado relato de su historia.
Su testimonio nace de una necesidad reparación subjetiva, sin embargo, se propone como una vía para facilitar la exhumación de decenas de miles de historias similares que se esconden bajo el pudor del secreto.
"La afinidad con otras personas es sanadora, el encuentro con otros que atravesaron la misma experiencia es reparador. Al hablar con gente que vivió situaciones similares te das cuenta que ríes y lloras por cosas parecidas; saber que la pesadilla es un contenido recurrente pero no eres la única, alivia. Pero hasta no hace mucho no abundaban otros prójimos con quienes pudieras compartir a mí me pasó esto y aquí estoy".
A partir de esta presencia escurridiza, sumada a la limitada bibliografía académica o testimonial sobre las consecuencias del abuso sexual durante la infancia, Vinka Jackson, Directora Ejecutiva de la Fundación Para la Confianza (un mundo sin abuso) decidió publicar su historia.
"Escribir me ayudó a sanar las heridas provocadas por el abuso", confiesa a lanacion.com durante una visita al país. Y admite que la literatura ocupó un protagonismo terapéutico en su propio proceso de sanación.
Durante los años traumáticos de la infancia, la literatura le permitió construir una realidad paralela en donde refugiarse: "muchas veces para manejar el miedo de que esa noche pudiera pasar algo me contaba historias que seguía en capítulos y me sentía protegida en el papel de mis personajes imaginarios".
Más tarde le ayudó a recuperar "los derechos de re-autoría sobre mi vida: podía escribir lo que yo elegía, seleccionar las palabras que quisiera". Reescribir o comenzar a escribir su propia historia.
El libro Agua fresca en los espejos// comenzó como un ejercicio terapéutico en el marco de una psicoterapia narrativa, como una carta a su madre. "Fue una carta de cincuenta páginas en las que pude contar, contar y contar, en un proceso catártico que me permitió perder peso. Es un ejercicio terapéutico bien reparador, que puede desembocar o no en la entrega del escrito a la persona a quien fue dedicado. En mi caso lo importante fue escribirlo: cuando lo terminé ya no necesitaba entregarlo. Además, cuando eres adulto, hay temas que ya no son responsabilidad de tus padres sino son de tu propia responsabilidad. Llega un minuto cuando el otro haga o no haga un reconocimiento de su conducta, se arrepienta o no, pida perdón o no, uno elige el perdón como ejercicio de aceptación de lo sucedido y no como resignación sino como forma de avanzar y no quedar detenido".
El proceso terapéutico capaz de reparar el daño causado por el abuso o por otras situaciones potencialmente traumáticas no es sencillo ni lineal. Si no, sería tan sencillo como escribir la historia, dejarla afuera -en el libro- y así esfumarla. Aunque no son pocos los autores que asumieron a la escritura como un medio para salvarse de la locura, de la desintegración emocional o del dolor psíquico, la redacción de una experiencia traumática es en sí un trabajo arduo y doloroso: "En muchos momentos de la terapia yo le tenía miedo a la escritura, porque en el circuito moral de la consciencia podía omitir contenidos, no verlos, pero en el momento que me sentaba a escribir, surgía la voz de la niñez y entonces empezaba a escucharme y a ver contenidos que no tenía ni ganas de entrar a visitar".
La escritura tuvo la función de metabolizar tramos de su vida que resultaban muy dolorosos. Pero su proceso terapéutico también se construyó sobre la estimulación de la resiliencia que propone la psicología positiva.

"Es posible construir una vida nueva para uno mismo y para los demás"
"Si yo hubiera ido a una terapia que hubiese adentrado en la herida, deteniéndose en ella y revisándola desde doscientos ángulos, habría terminado mal. La terapia que realicé apunta al reconocimiento de la resiliencia, con eje en la reconstrucción y la resignificación de la vida, centrado en la capacidad que cada uno tiene de autorescatarse. Así aprendí que el abuso es extremo pero por más que se te haya colado en la piel y en la psiquis, por más que te haya dejado huellas en el cuerpo, está fuera de ti. Yo tuve una historia de abuso, pude contar la historia, pero yo no soy solamente esa historia. Es posible construir una vida nueva para uno mismo y para los demás".
Recuperar el cuerpo El primer paso en el proceso de recuperación de una experiencia de abuso es, según la licenciada Jackson, "recuperar un estado vital donde tú eres el protagonista". En su caso particular, el primer paso fue adueñarse de su cuerpo a través de la danza. Aún en tiempos de abuso infantil, comenzó a estudiar danza y, contenida por su profesora, inició la desarticulación de un esquema interno y emocional que suponía a su cuerpo como un objeto de uso de su padre. "El ballet fue un espacio de soberanía personal, que me hizo ver que mi cuerpo me pertenecía".
A partir de la construcción de un espacio protegido en el que su cuerpo le pertenecía y respondía a sus propias órdenes y deseos, pudo comenzar a desandar la apropiación que su padre había hecho sobre ella. "Es importante que las mujeres víctimas de abuso sepan que el cuerpo roto fue el de los cuatro, ocho, diez años; que el cuerpo de hoy ha esperado pacientemente para que lo reconozcan y por fin puedan declararlo propio".
Y destaca especialmente el rol que los adultos que están en contacto con los menores -como los docentes- pueden ejercer como salvavidas de rescate y "tremendos gestores de resiliencia". La psicóloga chilena rescata a estas figuras sostenedoras de chicos que sufren abuso o maltrato en dos vertientes: que sean capaces de escuchar la resistencia de un chico a estar con algún adulto como una alarma, ya que puede ser una señal de maltrato, y además, ofrecer un apoyo emocional que les dé seguridad y sostén.
En términos de prevención, la doctora Mabel Munist, vicedirectora del Centro Internacional de Información y estudio de la Resiliencia de la Universidad Nacional de Lanús reconoce la importancia de los "adultos significativos que puedan demostrar a los chicos amor incondicional, que cada niño sienta que es querido como es, y tenga una autoestima que le permita decir que no, resistir frente al maltrato o pedir ayuda". Es fundamental estimular en los chicos el sentido de propiedad privada y privacidad su cuerpo, capaz de evitar el avasallamiento por parte de un adulto abusador. Y concluye: "Los niños que son fortalecidos en su autonomía, que son capaces de decir no y ponerle límites a un adulto que no los respeta, es menos probable que sean víctimas de abuso".
http://www.lanacion.com.ar/1380776-escribir-me-ayudo-a-sanar-heridas-provocadas-por-el-abuso


lunes 9 de mayo de 2011


El padre Grassi fue sobreseído por la denominada “causa Calafate”.

grassi_1.jpg
El sacerdote que tenía una causa por un supuesto “abuso sexual reiterado” fue notificado de la noticia a través de su abogado. Grassi fue sobreseído en forma definitiva por la denominada “Causa Calafate”.

El juez de Instrucción Dr. Carlos Narvarte dispuso el sobreseimiento definitivo del sacerdote Julio César Grassi, por la denominada “Causa Calafate” por el supuesto delito de "abuso sexual reiterado" denunciado en 2002 como ocurrido en El Calafate.

El viernes, el Juez lo notificó mediante cédula al Dr. Jorge Mascheroni, nuevo abogado de Grassi en esta causa. En el tramo resolutivo del escrito, el magistrado dispone “transformar en sobreseimiento definitivo la falta de mérito declarada con fecha 28 de octubre de 2008, a favor de Julio César Grassi de las demás circunstancias personales obrantes en autos en orden al delito de abuso sexual reiterado”.

El fallo de primera instancia manifiesta que en el transcurso del tiempo que duró la falta de mérito la causa no tuvo movimiento de parte de la querella y no se aportaron nuevas pruebas en su contra, por lo que este estado judicial debía ser resuelto. Y fue con rumbo hacia el sobreseimiento.

El Dr. Mascheroni indicó “con muy buen criterio y entendiendo el tiempo transcurrido de esa falta de mérito, el juez Narvarte resolvió dictar el sobreseimiento definitivo al padre Julio César Grassi, debido a que no se acercó ninguna otra medida que pudiera cambiar la causa”.

Mascheroni consideró que la resolución de esta causa podría influir en el desarrollo de las que se siguen en Buenos Aires y están en la Corte Suprema de Justicia de esa provincia. “Tengo entendido que gran parte de los que es el recurso que mantiene la procuración general de Buenos Aires tiene que ver con esta causa de El Calafate. Por lo tanto, el hecho de que dicte un sobreseimiento definitivo, puede tener un efecto importante en el recurso de revisión de que hay en la Corte Suprema de esa provincia”.

Además aclaró que este fallo del Juez Narvarte puede ser apelado por la querella o fiscalía, pero consideró que si hasta el momento (en casi dos años) no hubo aporte de prueba, cree que es poco probable que esto ocurra. “Los fundamentos del Doctor Narvarte son altamente significativos y poderosos como para pensar que ya no tiene más que ver con el problema judicial en la ciudad de El Calafate”, dijo Mascheroni.



Acciones contra el abuso infantil


Cada 14 minutos es abusado un niño o niña en Colombia y solo entre el 5 y el 10 por ciento de los casos es denunciado.
Este dato revelador, del que da cuenta el Instituto de Medicina Legal, refleja la gravedad del maltrato intrafamiliar y el abuso sexual cometido contra los menores de edad.
Una problemática que, de acuerdo con la Fundación para la Atención a la Niñez (FAN), viene en aumento tanto en el país como en la ciudad.
"El año pasado detectamos alrededor de 200 casos de abuso sexual y solo desde marzo hasta junio de 2011 ya se han reportado 35", comentó Mabel Patiño, líder del programa de atención psicosocial de la Fundación.
La mujer señaló con preocupación que ante el incremento de las denuncias continua siendo poco el acompañamiento ofrecido a nivel institucional tanto a los menores como a sus familias. Lo mismo pasa con los procesos de judicialización que, según dijo, son muy lentos.
Y fue precisamente teniendo en cuenta esta situación que la entidad se dio a la tarea de adelantar, dentro de su oferta de servicios, programas de atención especializada como Jugar para Sanar.
A través de este centro de apoyo, que se ocupa de menores entre los 18 meses hasta los cinco años y sus familias, se busca que los pequeños superen sus traumas mediante la expresión artística y el juego.
En 2010, 102 niños fueron atendidos con el proyecto y en lo que va de 2011 son 96 los que hacen parte del proceso.
Otra de las estrategias impulsadas por FAN es la campaña De Golpe, que busca hacer visibles las violencias en la primera infancia.
La estrategia, que se promociona desde cinco líneas relacionadas con el impacto que tiene un golpe, una mirada, un silencio y un grito, busca generar una reflexión frente al abuso y la importancia de denunciarlo.
Solo así se evitará que los más de 600 casos que han sido reportados este año en Antioquia queden en la impunidad.

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/A/acciones_contra_el_abuso_infantil/acciones_contra_el_abuso_infantil.asp?CodSeccion=179

15 años de prisión por agresión sexual a una menor discapacitada


El varón de 45 años era vecino de la menor y abusó de ella hasta en 30 ocasiones.

La Sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha fallado en contra de M.M.M vecino de Alcantara del Júcar, de 45 años de edad, por un delito continuado de abuso sexual, delito continuado de exhibicionismo y provocación sexual, así como delito de corrupción de menores y por posesión de pornografía infantil. 15 años y 4 meses de prisión en total, así como la indemnización de 20.000 euros más intereses y el pago de las costas del proceso legal en concepto de daños psicológicos y morales a la menor es a lo que se enfrenta el imputado.
Los hechos se produjeron en los años 2006 y en Septiembre de 2008. El varón, vecino de la menor de nueve años con discapacidad global del 49%, entabló amistad con ella con el pretexto de conocer personalmente a su ídolo, la cantante de Rebelde Dulce María. El hombre dejó que la menor fuera a su apartamento para utilizar el ordenador así como para ver su programa favorito en la televisión, aprovechando las horas en que su pareja sentimental se encontraba en el trabajo. El agresor escribió cartas “supuestamente de la cantante” en las que la misma ordenaba a la menor que hiciera lo que decía y no se lo dijera a nadie. Así el varón llegó a agredirla hasta en 30 ocasiones.
La menor finalmente denunció los hechos motivo por el que en Diciembre de 2008 el agresor fue detenido y se le incautaron varios DVD con pornografía infantil así como un disco duro.



Noticia

El Periodismo contra el abuso infantil

21/07/2005
Los principales diarios y revistas de Lima asumieron el compromiso de luchar en contra del abuso y explotación sexual infantil. La iniciativa fue promovida por una organización dedicada a la defensa de los derechos de la niñez y adolescencia.

La organización de la sociedad civil de Perú 'Acción por los Niños' realizó el jueves último el Primer Taller para Periodistas denominado 'Los Medios de Comunicación en la Lucha contra el Abuso y Explotación Sexual (prostitución, pornografía y trata)'.Un total de 14 periodistas de los principales medios de comunicación participaron del evento organizado por la ONG asociada a la RID y con el apoyo de Cordaid. Los profesionales de los medios se comprometieron a abordar el tema del abuso y la explotación sexual desde un enfoque de protección integral de los derechos del niño utilizando de manera adecuada el lenguaje y las imágenes de las víctimas para evitar caer en el sensacionalismo; así como incluir el tema para informar, orientar y sensibilizar a la opinión pública.'De esta manera, los periodistas se convierten en aliados estratégicos para contribuir en la solución de un problema complejo que afectan a miles de niños, niñas y adolescentes, y que requiere la participación del Estado y la sociedad civil' comentó Consuelo Ramos, representante de la Asociación y encargada de la organización del Taller.Todos los profesionales de los medios de comunicación social de América están invitados a sumarse a esta red que Acción por los Niños está empezando a formar.