Recent Changes

Sunday, July 3

Friday, July 1

  1. page Abuso edited ... El Periodismo contra el abuso infantil 21/07/2005 ... y adolescencia. La organización …
    ...
    El Periodismo contra el abuso infantil
    21/07/2005
    ...
    y adolescencia.
    La organización de la sociedad civil de Perú 'Acción por los Niños' realizó el jueves último el Primer Taller para Periodistas denominado 'Los Medios de Comunicación en la Lucha contra el Abuso y Explotación Sexual (prostitución, pornografía y trata)'.Un total de 14 periodistas de los principales medios de comunicación participaron del evento organizado por la ONG asociada a la RID y con el apoyo de Cordaid. Los profesionales de los medios se comprometieron a abordar el tema del abuso y la explotación sexual desde un enfoque de protección integral de los derechos del niño utilizando de manera adecuada el lenguaje y las imágenes de las víctimas para evitar caer en el sensacionalismo; así como incluir el tema para informar, orientar y sensibilizar a la opinión pública.'De esta manera, los periodistas se convierten en aliados estratégicos para contribuir en la solución de un problema complejo que afectan a miles de niños, niñas y adolescentes, y que requiere la participación del Estado y la sociedad civil' comentó Consuelo Ramos, representante de la Asociación y encargada de la organización del Taller.Todos los profesionales de los medios de comunicación social de América están invitados a sumarse a esta red que Acción por los Niños está empezando a formar.
    (view changes)
    3:51 pm
  2. page Abuso edited ... El Periodismo contra el abuso infantil 21/07/2005 ... y adolescencia. La organización …
    ...
    El Periodismo contra el abuso infantil
    21/07/2005
    ...
    y adolescencia.
    La organización de la sociedad civil de Perú 'Acción por los Niños' realizó el jueves último el Primer Taller para Periodistas denominado 'Los Medios de Comunicación en la Lucha contra el Abuso y Explotación Sexual (prostitución, pornografía y trata)'.Un total de 14 periodistas de los principales medios de comunicación participaron del evento organizado por la ONG asociada a la RID y con el apoyo de Cordaid. Los profesionales de los medios se comprometieron a abordar el tema del abuso y la explotación sexual desde un enfoque de protección integral de los derechos del niño utilizando de manera adecuada el lenguaje y las imágenes de las víctimas para evitar caer en el sensacionalismo; así como incluir el tema para informar, orientar y sensibilizar a la opinión pública.'De esta manera, los periodistas se convierten en aliados estratégicos para contribuir en la solución de un problema complejo que afectan a miles de niños, niñas y adolescentes, y que requiere la participación del Estado y la sociedad civil' comentó Consuelo Ramos, representante de la Asociación y encargada de la organización del Taller.Todos los profesionales de los medios de comunicación social de América están invitados a sumarse a esta red que Acción por los Niños está empezando a formar.
    (view changes)
    3:51 pm
  3. page Abuso edited ... El proceso terapéutico capaz de reparar el daño causado por el abuso o por otras situaciones p…
    ...
    El proceso terapéutico capaz de reparar el daño causado por el abuso o por otras situaciones potencialmente traumáticas no es sencillo ni lineal. Si no, sería tan sencillo como escribir la historia, dejarla afuera -en el libro- y así esfumarla. Aunque no son pocos los autores que asumieron a la escritura como un medio para salvarse de la locura, de la desintegración emocional o del dolor psíquico, la redacción de una experiencia traumática es en sí un trabajo arduo y doloroso: "En muchos momentos de la terapia yo le tenía miedo a la escritura, porque en el circuito moral de la consciencia podía omitir contenidos, no verlos, pero en el momento que me sentaba a escribir, surgía la voz de la niñez y entonces empezaba a escucharme y a ver contenidos que no tenía ni ganas de entrar a visitar".
    La escritura tuvo la función de metabolizar tramos de su vida que resultaban muy dolorosos. Pero su proceso terapéutico también se construyó sobre la estimulación de la resiliencia que propone la psicología positiva.
    ...
    los demás"
    "Si yo hubiera ido a una terapia que hubiese adentrado en la herida, deteniéndose en ella y revisándola desde doscientos ángulos, habría terminado mal. La terapia que realicé apunta al reconocimiento de la resiliencia, con eje en la reconstrucción y la resignificación de la vida, centrado en la capacidad que cada uno tiene de autorescatarse. Así aprendí que el abuso es extremo pero por más que se te haya colado en la piel y en la psiquis, por más que te haya dejado huellas en el cuerpo, está fuera de ti. Yo tuve una historia de abuso, pude contar la historia, pero yo no soy solamente esa historia. Es posible construir una vida nueva para uno mismo y para los demás".
    Recuperar el cuerpo El primer paso en el proceso de recuperación de una experiencia de abuso es, según la licenciada Jackson, "recuperar un estado vital donde tú eres el protagonista". En su caso particular, el primer paso fue adueñarse de su cuerpo a través de la danza. Aún en tiempos de abuso infantil, comenzó a estudiar danza y, contenida por su profesora, inició la desarticulación de un esquema interno y emocional que suponía a su cuerpo como un objeto de uso de su padre. "El ballet fue un espacio de soberanía personal, que me hizo ver que mi cuerpo me pertenecía".
    ...
    6070582250823662644
    El padre Grassi fue sobreseído por la denominada “causa Calafate”.
    {grassi_1.jpg}
    El sacerdote que tenía una causa por un supuesto “abuso sexual reiterado” fue notificado de la noticia a través de su abogado. Grassi fue sobreseído en forma definitiva por la denominada “Causa Calafate”.
    El juez de Instrucción Dr. Carlos Narvarte dispuso el sobreseimiento definitivo del sacerdote Julio César Grassi, por la denominada “Causa Calafate” por el supuesto delito de "abuso sexual reiterado" denunciado en 2002 como ocurrido en El Calafate.
    ...
    Los hechos se produjeron en los años 2006 y en Septiembre de 2008. El varón, vecino de la menor de nueve años con discapacidad global del 49%, entabló amistad con ella con el pretexto de conocer personalmente a su ídolo, la cantante de Rebelde Dulce María. El hombre dejó que la menor fuera a su apartamento para utilizar el ordenador así como para ver su programa favorito en la televisión, aprovechando las horas en que su pareja sentimental se encontraba en el trabajo. El agresor escribió cartas “supuestamente de la cantante” en las que la misma ordenaba a la menor que hiciera lo que decía y no se lo dijera a nadie. Así el varón llegó a agredirla hasta en 30 ocasiones.
    La menor finalmente denunció los hechos motivo por el que en Diciembre de 2008 el agresor fue detenido y se le incautaron varios DVD con pornografía infantil así como un disco duro.
    MALTRATO INFANTIL
    Violación sexual
    Noticia
    El Periodismo contra el abuso
    infantil
    VIOLACIONES INFANTILES
    En

    21/07/2005
    Los principales diarios y revistas de Lima asumieron
    el ensayo que presentocompromiso de luchar en contra del abuso y explotación sexual infantil. La iniciativa fue promovida por una organización dedicada a continuación trata sobre “VIOLACIÓN INFANTIL EN EL PERÚ”, que es unola defensa de los problemas más graves que ocurrenderechos de la niñez y adolescencia.
    La organización de la sociedad civil de Perú 'Acción por los Niños' realizó el jueves último el Primer Taller para Periodistas denominado 'Los Medios de Comunicación
    en nuestro país.
    Las violaciones sexuales infantiles es un caso que
    la Lucha contra el Abuso y Explotación Sexual (prostitución, pornografía y trata)'.Un total de 14 periodistas de los principales medios de comunicación participaron del evento organizado por la ONG asociada a la RID y con el apoyo de Cordaid. Los profesionales de los medios se vecomprometieron a diarioabordar el tema del abuso y la explotación sexual desde un enfoque de protección integral de los derechos del niño utilizando de manera adecuada el lenguaje y las imágenes de las víctimas para evitar caer en nuestro país. Las personasel sensacionalismo; así como incluir el tema para informar, orientar y sensibilizar a la opinión pública.'De esta manera, los periodistas se convierten en aliados estratégicos para contribuir en la solución de un problema complejo que lleganafectan a cometer este tipomiles de actos no son másniños, niñas y adolescentes, y que sujetos enfermos que sólo buscan satisfacer sus necesidades sexuales sin pensar muchas veces en las personas que les están haciendo daño. Por lo tanto las autoridades deberían tomar diversas medidas drásticas ante este tiporequiere la participación del Estado y la sociedad civil' comentó Consuelo Ramos, representante de crímenes.la Asociación y encargada de la organización del Taller.Todos los profesionales de los medios de comunicación social de América están invitados a sumarse a esta red que Acción por los Niños está empezando a formar.
    (view changes)
    3:51 pm

Wednesday, June 29

  1. page Abuso edited ... Los hechos se produjeron en los años 2006 y en Septiembre de 2008. El varón, vecino de la meno…
    ...
    Los hechos se produjeron en los años 2006 y en Septiembre de 2008. El varón, vecino de la menor de nueve años con discapacidad global del 49%, entabló amistad con ella con el pretexto de conocer personalmente a su ídolo, la cantante de Rebelde Dulce María. El hombre dejó que la menor fuera a su apartamento para utilizar el ordenador así como para ver su programa favorito en la televisión, aprovechando las horas en que su pareja sentimental se encontraba en el trabajo. El agresor escribió cartas “supuestamente de la cantante” en las que la misma ordenaba a la menor que hiciera lo que decía y no se lo dijera a nadie. Así el varón llegó a agredirla hasta en 30 ocasiones.
    La menor finalmente denunció los hechos motivo por el que en Diciembre de 2008 el agresor fue detenido y se le incautaron varios DVD con pornografía infantil así como un disco duro.
    MALTRATO INFANTIL
    Violación sexual infantil
    VIOLACIONES INFANTILES
    En el ensayo que presento a continuación trata sobre “VIOLACIÓN INFANTIL EN EL PERÚ”, que es uno de los problemas más graves que ocurren en nuestro país.
    Las violaciones sexuales infantiles es un caso que se ve a diario en nuestro país. Las personas que llegan a cometer este tipo de actos no son más que sujetos enfermos que sólo buscan satisfacer sus necesidades sexuales sin pensar muchas veces en las personas que les están haciendo daño. Por lo tanto las autoridades deberían tomar diversas medidas drásticas ante este tipo de crímenes.

    (view changes)
    4:31 am
  2. page Abuso edited Maltrato infantil Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia…

    Maltrato infantil
    Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia familiar contra menores. ¿Qué se puede hacer para prevenir esta situación? Historias de jóvenes que lograron escapar de este fantasma y hoy sueñan con poder formar una familia sana y feliz
    Sábado 21 de junio de 2008 | Publicado en edición impresa
    {http://bucket.lanacion.com.ar/anexos/fotos/81/843381w288.JPG} Maltrato infantilLos castigos más utilizados entre niños de entre 0 y 5 años, son penitencias y retos en voz alta. Ver más fotos
    A Marcos todavía le cuesta entender lo que le tocó vivir. La violencia física y psicológica que ejercía su abuela sobre él, la indiferencia de su madre, la inexistencia de un padre, generaron una falta de contención que lo empujó a la calle. "Ahí, la cosa cambia de color y tenés que elegir, pero con 10 años y sin alguien que te guíe bien elegís lo peor", cuenta Marcos. Hoy es un joven de 22 años, que gracias a un programa de contención y a su propio esfuerzo trabaja, vive solo y sigue tratando de mejorar su vida.
    Pero Marcos no es un caso excepcional, sino uno más de los miles de niños que a diario son maltratados por alguien de la familia. En lo que va del año, el programa Las Víctimas contra las Violencias, que depende del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Eva Giberti, ya ha detectado al menos 270 casos de violencia contra chicos.
    En la Capital, de las casi 4500 llamadas que recibió en 2007 la Línea de Asistencia a la Infancia y la Adolescencia (102), el 79 por ciento fue por denuncias sobre negligencia y maltrato. Las cifras reales son mucho mayores, si se tiene en cuenta que sólo se denuncian dos de cada diez casos.
    En la provincia de Buenos Aires, las denuncias recibidas en las comisarías de la mujer y la familia sobre maltrato a menores de 21 años aumentaron un 56 por ciento el año pasado, respecto de 2006. A través de las defensorías zonales de la provincia, se tomaron al menos 1000 medidas de protección de derechos de víctimas de violencia familiar en 2007.
    Aunque no hay estadísticas oficiales en cuanto al maltrato infantil en el nivel nacional, según los datos de la Subsecretaría de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia, en 2007 se recibieron casi 3300 denuncias de violencia familiar, que involucra la agresión física y psicológica de menores.
    En el nivel mundial, las cifras son todavía más alarmantes: según Unicef, 275 millones de niños al año sufren distintos tipos de violencia.
    "Si bien los números son terribles, hay que pensar más en la realidad: estamos hablando de criaturas indefensas que viven una constante situación de violencia", dice Karina Pincever, directora del Programa Ieladeinu, que trabaja con niños víctimas de violencia. A ese programa llegó Marcos a los 13 años.
    "Al principio no entendía qué hacía ahí, pero prefería estar en el hogar a pasar los días en la calle con malas juntas , robando o buscando droga", cuenta Marcos. El joven tiene recuerdos de su infancia como una época en la que regía el "todo vale". Salía con un grupo de compañeros del colegio a hacer maldades. "Era nuestro juego -dice Marcos-. Otros niños hacen deportes o miran la tele, nosotros robábamos, sin entender las consecuencias."
    ¿Qué es el maltrato infantil?
    Para muchos, el maltrato es la acción de golpear al menor. Sin embargo, este flagelo abarca mucho más. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato infantil es "cualquier acción u omisión de acción que viole los derechos de los niños y adolescentes". Es decir, hacer y no hacer respecto del cuidado del niño, puede convertirse en una forma de maltrato.
    El abandono o negligencia, y el maltrato emocional también son formas de violencia, según sostienen los especialistas. "El maltrato psicológico y el trato humillante son la primera manifestación de la violencia hacia el menor", dice el presidente del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sergio Sanmartino. "Primero es la violencia verbal, después viene el maltrato físico", aclara Sanmartino.
    Así lo cuenta Sofía, una joven de 17 años que fue derivada por el juzgado a uno de los hogares de la Fundación Juanito, que también trabaja con niños maltratados. "Yo no entendía qué le pasaba a mi mamá, me daban miedo sus gritos -recuerda Sofía-. Ahora sé que era el alcohol lo que la alteraba. Después de los gritos empezaron a venir los golpes", dice la joven.
    Muchos de los menores que llegan a estos hogares tienen grandes signos de abandono físico, sin que necesariamente se haya llegado al golpe. "Algunos de los niños son traídos al programa con un peso muy por debajo de lo normal, sucios y con una notoria carencia de afecto", señala Pincever.
    Una tercera etapa, y con consecuencias físicas y psicológicas aún más graves, es el abuso sexual. "Si hubiera cifras que reflejaran la realidad en este aspecto, serían terriblemente altas", dice la directora del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Nora Shulman.
    Un estudio realizado por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina, junto con la Fundación Arcor en 2007, investigó los distintos tipos de castigo físico y humillante que más ocurran en la Argentina. Los resultados sostienen que en los hogares con niños de entre 0 y 5 años, los castigos más utilizados son principalmente las penitencias (65,1%), los retos en voz alta (65%), los golpes, cachetazos y chirlos (31,8%) y en menor medida las agresiones verbales (9,1%).
    El maltrato se manifiesta de muchas maneras y todas ellas vulneran los derechos del menor protegidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1989, e incorporada a la Constitución Argentina.
    La mayoría de los casos sólo salen a la luz cuando alguien detecta las evidencias físicas del maltrato en el menor. "Por lo general son los maestros quienes se dan cuenta de la situación, cuando el niño empieza a faltar sin excusas válidas, y aparece con golpes en distintas partes del cuerpo", indica Sanmartino.
    Cadena de violencia
    ¿Qué es lo que lleva al adulto a descargar su violencia sobre un niño indefenso? Las explicaciones son muchas y Sin embargo, puede señalarse un aspecto básico: los adultos violentos han sufrido violencia en su pasado.
    Según una investigación realizada por el Programa Ielaidenú con niños maltratados y sus familias, en el 90 por ciento de los casos los padres fueron a su vez maltratados durante su infancia.
    Por eso los especialistas recomiendan trabajar en conjunto con la familia. “Hay que pensar que los padres también fueron víctimas”, dice Mónica Basualdo, una de las responsables del Hogar Juanito. Basualdo sostiene que no se puede negar el pasado del niño, sino que hay que trabajar para evitar que esa violencia se repita y, en lo posible, que los padres también se recuperen.
    “La historia de la propia infancia se considera uno de los factores de más alto riesgo en las posibilidades de llevar adelante adecuadamente la educación y la crianza de los hijos”, sostiene María Inés Bringiotti, de la Asociación Argentina de Prevención del Maltrato Infanto-juvenil (Asapmi).
    Marcos aún hoy, después de pasar diez años en un hogar, conseguir trabajo, independizarse, y lograr algunas de sus metas, sigue preocupado por la posibilidad de repetir su pasado violento. “Intento evitarlo, pero es algo que uno se trae del pasado y siempre tengo miedo de no poder controlarlo”, se lamenta Marcos. Perdió a su pareja porque se asustaba de sus salidas violentas como, por ejemplo, romper algún objeto o gritar para descargarse.
    A pesar de todo está convencido de que no va a repetir lo que le hicieron a él. “Todo lo que hago tiene como objetivo estar lo suficientemente seguro como para criar una familia con mucho afecto y sin violencia”, dice el joven.
    Una tarea de todos
    La sociedad civil, la escuela y los medios de comunicación son tres actores fundamentales para actuar en contra de la violencia hacia los niños. “La falta de valores que experimentamos hoy es una de las grandes causas del maltrato hacia los niños”, opina Marta Dávila, de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
    En eso coincide también la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf). “Es frecuente que los niños maltratados incorporen modelos violentos”, dice Paola Vessvessian, de la Senaf. “Si además se identifican con el agresor, es posible que ejerzan violencia sobre otros, cuando no la vivencian en su cotidianidad sobre sí mismos”, aclara.
    La violencia en la televisión, la indiferencia ante las evidencias cada vez más alarmantes, la negación social de este flagelo que afecta a los niños es lo que los especialistas sostienen que hay que erradicar.
    Según los representantes de Periodismo Social, los medios “tienen un potencial comprobado en la promoción de derechos de niños y niñas” y pueden contribuir para hacer visible el problema del maltrato infantil, “desnaturalizando estos hechos y mostrándolos como un fenómeno psicológico y social complejo, antes que como un flagelo inevitable”. Pero el trato mediático de estos temas también puede generar el efecto contrario. Gisela Grunin, de Periodismo Social, sostiene que esto sucede cuando los medios “ponderan el aspecto más morboso de los hechos, y cuando revelan datos o muestran imágenes que identifican a las víctimas”.
    Las víctimas del maltrato también identifican la “mala prensa”. Matías, un joven que vivió el maltrato en su familia y que hoy es parte del Hogar Juanito, no está de acuerdo con la manera en que se cubren los hechos de violencia hacia los menores.
    “Para los periodistas es algo que pasa lejos, que sólo se publica cuando es un caso extremo, y que pierde importancia a los pocos días –dice el joven, de 17 años–. Pero para nosotros es algo muy real, que vivimos todos los días.”
    Si bien hay muchos casos en los que los niños son los protagonistas de la violencia hacia otros, incluso en ese punto, sostienen los especialistas, hay que considerar a los pequeños agresores como víctimas. Además, la violencia ejercida sobre los menores es mayor que la ejercida por parte de ellos.
    Según el monitoreo de noticias sobre infancia y juventud que realiza, desde 2004, el Capítulo Infancia de Periodismo Social en los principales diarios del país, las notas en las que se relatan hechos sobre niños o niñas víctimas de diferentes tipos de violencia quintuplican las notas en las que aparecen como agresores.
    También la escuela debe responsabilizarse por la violencia hacia los niños, y actuar para evitar que se difunda. “A veces, las instituciones están desbordadas, y cuando un nene se porta agresivamente deciden echarlo del colegio –dice Pincever–.
    Pero cuando los chicos son violentos, hay que pensar que eso es el signo de que algo les está pasando a ellos”, agrega la especialista.
    Sociedad civil
    La presidenta de la Fundación Nuestras Manos, María Lourdes Molina, también sostiene que es la sociedad civil organizada la que debe actuar para evitar la violencia hacia los niños. “Debe convocarse a profesionales de las distintas disciplinas e ir preparando a los estudiantes de los últimos años de las carreras de Trabajo Social, Psicología, Psicopedagogía, Medicina, Psicología Social, entre otras”, dice Molina.
    Sofía, Matías y Marcos se muestran dispuestos a no repetir lo que ellos vivieron. Los tres pelean por su futuro y sueñan con una familia, con hijos a los que puedan brindarles el afecto que ellos no recibieron de sus padres.
    Por Sol Amaya
    De la Redacción de LA NACION

    En Entre Ríos se aplican medidas contra el abuso sexual infantil
    11/06/11 |La titular de la Dirección de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, Marcia López. comentó que desde julio del año pasado está en vigencia en la provincia el Protocolo de Abuso Sexual Infantil, firmado entre los ministerios de Salud y Gobierno, la Policía de Entre Ríos y las instituciones que abordan la problemática.
    ...
    Mascheroni consideró que la resolución de esta causa podría influir en el desarrollo de las que se siguen en Buenos Aires y están en la Corte Suprema de Justicia de esa provincia. “Tengo entendido que gran parte de los que es el recurso que mantiene la procuración general de Buenos Aires tiene que ver con esta causa de El Calafate. Por lo tanto, el hecho de que dicte un sobreseimiento definitivo, puede tener un efecto importante en el recurso de revisión de que hay en la Corte Suprema de esa provincia”.
    Además aclaró que este fallo del Juez Narvarte puede ser apelado por la querella o fiscalía, pero consideró que si hasta el momento (en casi dos años) no hubo aporte de prueba, cree que es poco probable que esto ocurra. “Los fundamentos del Doctor Narvarte son altamente significativos y poderosos como para pensar que ya no tiene más que ver con el problema judicial en la ciudad de El Calafate”, dijo Mascheroni.
    {http://www.pagina12.com.ar/commons/imgs/logo-las12_ch.gif} las12Viernes, 10 de abril de 2009
    ROBERTO PIAZZA
    La confesión que cortó
    Acciones contra el abuso
    Roberto Piazza contó el año pasado
    infantil
    Cada 14 minutos es abusado un niño o niña
    en su libro CorteColombia y Confesión que fue violado por su hermano Ricardo durante su niñezsolo entre el 5 y adolescencia. El año pasado, Ramiro, su sobrino, le contó que su papá también lo abusaba a él. Desde principio de año que Ricardo está preso. Y esta semana la Justicia de Santa Fe le negó el pedido10 por ciento de anulaciónlos casos es denunciado.
    Este dato revelador,
    del juicio. El diseñador creó una fundación cuando descubrióque da cuenta el efecto dominóInstituto de alzarMedicina Legal, refleja la vozgravedad del maltrato intrafamiliar y vencer el miedo para frenarabuso sexual cometido contra los delitos sexuales cometidos –y repetidos– en el interiormenores de edad.
    Una problemática que,
    de las familias.
    formu_mail
    {http://www.pagina12.com.ar/commons/imgs/go-gris.gif} Por Luciana Peker
    “Yo fui abusado por mi hermano mayor, Ricardo, desde los 5
    acuerdo con la Fundación para la Atención a los 17 años”, dice Roberto Piazza. Lo vuelve a decir. Lo dijola Niñez (FAN), viene en su libro Corte y Confesión que se publicóaumento tanto en septiembre. Y lo dijo cuando el final depaís como en la ciudad.
    "El
    año trinaba entre las copaspasado detectamos alrededor de 200 casos de abuso sexual y él llamó a unosolo desde marzo hasta junio de sus sobrinos –uno2011 ya se han reportado 35", comentó Mabel Patiño, líder del programa de los tres hijosatención psicosocial de Ricardo– y escuchóla Fundación.
    La mujer señaló con preocupación
    que Ramiro,ante el incremento de 24 años, también había sido violado. Igual que él, como él, después que él. Roberto lo ayudólas denuncias continua siendo poco el acompañamiento ofrecido a hacer la denuncia ynivel institucional tanto a enfrentar los embates del proceso judicial. El relatomenores como a sus familias. Lo mismo pasa con los procesos de judicialización que, según dijo, son muy lentos.
    Y fue precisamente teniendo en cuenta esta situación que
    la violación de su hermanoentidad se tradujo en una causa judicial y endio a la creacióntarea de la Fundación Roberto Piazza contra el Abuso Sexual y la Violencia Familiar desde la que quiere escuchar, darles eco y respaldar a las víctimasadelantar, dentro de violencia sexual.
    Su hermano ahora está preso en Santa Fe. “Esta semana
    su abogado defensor pidió la anulación del juicio con el argumentooferta de que yo había creado un circo mediático desde Buenos Airesservicios, programas de atención especializada como Jugar para inculparlo”, critica. El 7Sanar.
    A través
    de abril el juez Jorge Patrizzi le denegó la petición. Los ojos negroseste centro de apoyo, que se ocupa de Roberto miran fuerte, erguidos,menores entre la hilera de brilloslos 18 meses hasta los cinco años y sus familias, se busca que destellanlos pequeños superen sus vestidos. En su remera violeta brilla tambiéntraumas mediante la condición de VIP (very important person) que no esconde, sino que prefiere usar para queexpresión artística y el juego.
    En 2010, 102 niños fueron atendidos con el proyecto y en
    lo miren. Hablar no es (sólo) una catarsis mediática, es una estrategia en la que sus palabras trajeron más palabras y ahora espera la palabrava de la Justicia contra2011 son 96 los silencios que se aprovechanhacen parte del proceso.
    Otra
    de lolas estrategias impulsadas por FAN es la campaña De Golpe, que sucede puertas adentro de una casa.
    ¿Cómo es el proceso para probar el abuso sexual?
    –Están
    busca hacer visibles las pruebasviolencias en las pericias y en las declaraciones de testigos. Es una locurala primera infancia.
    La estrategia,
    que sucede en todos los juicios por violaciones pedir pruebas físicas de una violación cometida hace diez años a un menor de edad. El chico está destrozado moralmente y psíquicamente. Sobrevivese promociona desde cinco líneas relacionadas con un psicoanalista, como lo hice yo,el impacto que ahora soytiene un ser exitoso, pero te la voglio dire. Yo hace 49 años tuve que enfrentarme a estogolpe, una mirada, un silencio y no decir nunca nada. Y lo estoy diciendo ahora.
    ¿Cómo es el dominó de fichas que empiezan a caer a partir de relatar la violación?
    –Por ejemplo, yo me enteré hace
    un mes y medio, porgrito, busca generar una prima hermana mía, que mi mamá –que murió hace 22 años– lo sabíareflexión frente al abuso y se lo había contado a ella. Pero calló la boca siempre. Mi vieja sabía eso y que mi papá tenía una amante y un hijo con ella queimportancia de denunciarlo.
    Solo así
    se llama igualevitará que yo: Roberto. Yo no vivía en un palaciolos más de 20 habitaciones. Yo vivía600 casos que han sido reportados este año en una casa normal de familia con cuatro hermanos, mi mamá, mi papá, mi abuela y un perroAntioquia queden en Santa Fe. Durante diezla impunidad.
    http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/A/acciones_contra_el_abuso_infantil/acciones_contra_el_abuso_infantil.asp?CodSeccion=179
    15
    años fui abusado de las formas más aberrantes que se te pueden ocurrir. ¿Cómo no lo vanprisión por agresión sexual a saber? Yo recuerdo que entre las cientos de veces que fui abusado, una vez, mi madre abrió la puertamenor discapacitada
    El varón de 45 años era vecino
    de la habitaciónmenor y abusó de ella hasta en 30 ocasiones.
    La Sección cuarta de
    la cerró. Todas las madres intuyen o huelen que el hijo fue violado por el padre, el tío o el vecino. Pero está el llamado SíndromeAudiencia Provincial de Estocolmo que, con todo respeto, me lo metoValencia ha fallado en el orto porque creo que toda madre, si sabe que a su hijo se lo están violando, tiene que agarrar al violadorcontra de M.M.M vecino de Alcantara del cogote, después denunciarlo y hacerlo pagar por el restoJúcar, de la eternidad, si no la madre es tan cómplice como el violador. Yo la perdono a mi vieja, eh.
    ¿La perdonás?
    –Sí, yo la perdono. Ella no tuvo padre, no tuvo madre, fue criada por sus hermanos y conmigo fue una mujer maravillosa, pero sufrió tanto tanto tanto que terminé siendo yo el padre
    45 años de mi mamá.
    ¿Y
    edad, por qué creés que tu mamá calló que te abusaban?
    –Por miedo a los mandatos arcaicos y porque no sabía hablar. No se hablaba
    un delito continuado de mi homosexualidad, no se hablabaabuso sexual, delito continuado de la amanteexhibicionismo y provocación sexual, así como delito de mi papá, no se hablaba del hijastro. Estaba la imagencorrupción de la Familia Ingallsmenores y detráspor posesión de eso era todo una porquería. Por eso me fui a los 18pornografía infantil. 15 años y 4 meses de Santa Fe y a los 22 años empecé a tener fobias y ataques y a hacer terapia para poder sobrellevarprisión en total, así como la vida.
    ¿Cómo fue que te enteraste
    indemnización de que a tu sobrino lo violaba su papá que en tu adolescencia te había violado a vos? ¿Alguna vez sentiste que tu historia se podía repetir?
    –Una sola vez volví a Santa Fe
    20.000 euros más intereses y a mi hermano lo vi deformado, alcohólico, hasta verde. Lo vi diabólico. Y me dio mucho miedo que pase algo malo en mi familia. Pero yo estaba borrado. Vivía en mi mundo. No tenía diálogo con mi familia más que con mi hermano Raúl, que es el padrinopago de mi casamiento, y tengo muy buena onda. Para fin de añolas costas del 2008, no sé por qué, gracias a Dios y a los ángeles, llamé a una sobrina mía para decirle que el 16proceso legal en concepto de mayo cumplo 50 años, que voy a hacer una gran fiestadaños psicológicos y que quería invitarmorales a toda la última generación de la familia. Ella me pasó el teléfono de Ramiro ymenor es a lo llamé. Yo creí que él no me iba a querer atender, que me iba a odiar porque yo lo había mandado al frente a mi hermano ense enfrenta el libro (Corte y confesión, publicado por Editorial Planeta,imputado.
    Los hechos se produjeron
    en septiembre). Pero cuando me atiende Ramiro me dice: “Hoooooola, tiiito ¿cómo estás?” y me encuentro con un tipo cálido, inteligente, afectivo. Hablamos por teléfono cuatro horas y después seguimos por chat. Me confesó que fue violado desde los 5 hasta los 14 años. El 31 de diciembre la llamé a la madre, Ana Redifficci, que se había separado hacía poco –después de 25 años de casados– porque él la golpeaba y le dije “Ramiro te necesita”. Decidieron hacer la denuncia2006 y en enero empezó el via crucis. A la semana le prohibieron acercarse a 200 metrosSeptiembre de 2008. El varón, vecino de la familia y a los 15 días lo mandaron preso. Ahora está en la Cárcelmenor de Las Flores. Los abogados dijeron que “el famoso” hizo un circo de todo esto cuando, en realidad, yo soy famoso por mi ropa y por mi arte. No por ser un violado. No necesito ser violado para vender vestidos. No me gusta haber sido abusado, afectó mucho mi vida. Por eso, ahora estoy ayudandonueve años con discapacidad global del 49%, entabló amistad con ella con la Fundación Roberto Piazza contra el Abuso Sexual Infantil y la Violencia Familiar.
    –Después
    pretexto de una denuncia vienen las críticas, “vos destruisteconocer personalmente a su ídolo, la familia” o “mirá lo que nos hiciste”...
    –El 80 por ciento
    cantante de mi familia me ha dicho cosas espantosas. Algunos se abrieron de gambas, otros me dijeronRebelde Dulce María. El hombre dejó que soy un aberrante, que destruí a la familia, que separémenor fuera a todosu apartamento para utilizar el mundo, que cómo podía denunciarlo. Esas cosas meordenador así como para ver su programa favorito en la televisión, aprovechando las paso por el orto,horas en do menor, para piano y orquesta. Lo que más me interesó fue la palabra de Ramiro, que me dijo que me debe la vida. En realidad, nos estamos ayudando mutuamente. Yo soy Ramiro y Ramiro es Roberto. Yo soy él cuando era chico y él es yo cuando soy grande. Nos pasó lo mismo. En la misma casa, el mismo dormitorio, la misma cama, solamente que a mí no me pegaban y a él sí, le pegaron mucho.
    –¿Cómo está Ramiro?
    –Le están cayendo fichas, que es lo que me preocupa, que no entre
    su pareja sentimental se encontraba en crisis. Estudia arquitectura, lo tengo becado y se lo regalo con todo el corazón porque es un tipo súper inteligente y maravilloso. Estátrabajo. El agresor escribió cartas “supuestamente de novio con una chica divina. Y ahora me acompaña no sólo por la causa nuestra sino por la causa de todos. Estamos trabajandocantante” en la Fundación paralas que la gente se animemisma ordenaba a hablar. El mensaje es “podés salir de esto, pero tenés que tener huevos y enfrentar al violador”.
    –¿Crees que hablar abre caminos?
    –Abre muchísimos caminos. Yo recibo 200 mails por día. Me escriben personas de 70 años que fueron violadas en su niñez o madres que saben y tienen miedo a denunciar.
    –Mucha gente puede creer que tu denuncia por abuso sexual entra en
    la faceta desbocada de la televisión actual. ¿Cómo es tu estrategia para desnudar la violencia sexual a nivel popular sinmenor que tu condición de mediáticohiciera lo frivolice?
    –Yo voy a todos los programas, pero soy un tipo respetado y no me presto a la chacota. Le estoy dando una entrevista a Páginal12
    que es uno de los diarios que yo más respetodecía y también le doy una nota a Crónica o te voy a Chiche o a Susana o Mirta. La cosa no tiene que ser elitista y seleccionar a tres o cuatro diarios brutales y los demás no. Ser mediático no es malo. Si no estás en los medios no existís, es como si en vez de mandar un mail tendría que ir a buscar un buzón para mandar un correo.
    –A pesar de que la gente
    se agarra la cabeza y dice “qué aberrante violarlo dijera a una nena o un nene”, hay muchos mecanismos judiciales que se utilizan actualmente para frenar los juicios contra los abusadores.
    –Todos dicen cosas y nadie hace nada. Decir, decimos boludeces todos. ¿Qué hacemos? Hay que hacer denuncias e investigar. Hay leyes que cambiar. Por ejemplo, no tiene que caducar la posibilidad de denunciar a un violador. Si te violaron
    nadie. Así el varón llegó a agredirla hasta en 30 ocasiones.
    La menor finalmente denunció
    los 5 años y a los 30 recién tomaste coraje para denunciar. ¿Por qué no se puede?
    –También está
    hechos motivo por el prejuicio de que sos homosexual porque fuiste violado como si te hubieran contagiado una peste...
    –Que seas violado no tiene nada que ver con ser homosexual. Es como si una mujer violada se tuviera que convertir
    en prostituta. Nada que ver, con todoDiciembre de 2008 el respeto que les tengo a las prostitutas. Violan a heterosexuales, homosexuales o animales domésticos. La violación no influye en la elección sexual. Yoagresor fue detenido y se le tenía asco a mi hermano. De hecho, hoy, siendo gay tengo problemas sexuales en mi relación íntima. Y lo declaro sin problemas porque todos tenemos problemas sexuales en algún momentoincautaron varios DVD con lo que fuera: el orgasmo, la eyaculación, que se te para, que no se te para. Sí, tengo problemas afectivos, de sexo, de melancolía, de tristeza. Yo ya tengo manggiado cómo protegerme pero tuve cuatro intentos de suicidio en mi vida. Pero, dentro de mis depresiones –que Dios me ayudó a no morirme– pude serpornografía infantil así como un tipo exitoso.
    Más información: fundacion@robertopiazza.com.ar
    disco duro.
    (view changes)
    4:27 am
  3. page Abuso edited Maltrato infantil Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia…

    Maltrato infantil
    Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia familiar contra menores. ¿Qué se puede hacer para prevenir esta situación? Historias de jóvenes que lograron escapar de este fantasma y hoy sueñan con poder formar una familia sana y feliz
    Sábado 21 de junio de 2008 | Publicado en edición impresa
    {http://bucket.lanacion.com.ar/anexos/fotos/81/843381w288.JPG} Maltrato infantilLos castigos más utilizados entre niños de entre 0 y 5 años, son penitencias y retos en voz alta. Ver más fotos
    A Marcos todavía le cuesta entender lo que le tocó vivir. La violencia física y psicológica que ejercía su abuela sobre él, la indiferencia de su madre, la inexistencia de un padre, generaron una falta de contención que lo empujó a la calle. "Ahí, la cosa cambia de color y tenés que elegir, pero con 10 años y sin alguien que te guíe bien elegís lo peor", cuenta Marcos. Hoy es un joven de 22 años, que gracias a un programa de contención y a su propio esfuerzo trabaja, vive solo y sigue tratando de mejorar su vida.
    Pero Marcos no es un caso excepcional, sino uno más de los miles de niños que a diario son maltratados por alguien de la familia. En lo que va del año, el programa Las Víctimas contra las Violencias, que depende del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Eva Giberti, ya ha detectado al menos 270 casos de violencia contra chicos.
    En la Capital, de las casi 4500 llamadas que recibió en 2007 la Línea de Asistencia a la Infancia y la Adolescencia (102), el 79 por ciento fue por denuncias sobre negligencia y maltrato. Las cifras reales son mucho mayores, si se tiene en cuenta que sólo se denuncian dos de cada diez casos.
    En la provincia de Buenos Aires, las denuncias recibidas en las comisarías de la mujer y la familia sobre maltrato a menores de 21 años aumentaron un 56 por ciento el año pasado, respecto de 2006. A través de las defensorías zonales de la provincia, se tomaron al menos 1000 medidas de protección de derechos de víctimas de violencia familiar en 2007.
    Aunque no hay estadísticas oficiales en cuanto al maltrato infantil en el nivel nacional, según los datos de la Subsecretaría de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia, en 2007 se recibieron casi 3300 denuncias de violencia familiar, que involucra la agresión física y psicológica de menores.
    En el nivel mundial, las cifras son todavía más alarmantes: según Unicef, 275 millones de niños al año sufren distintos tipos de violencia.
    "Si bien los números son terribles, hay que pensar más en la realidad: estamos hablando de criaturas indefensas que viven una constante situación de violencia", dice Karina Pincever, directora del Programa Ieladeinu, que trabaja con niños víctimas de violencia. A ese programa llegó Marcos a los 13 años.
    "Al principio no entendía qué hacía ahí, pero prefería estar en el hogar a pasar los días en la calle con malas juntas , robando o buscando droga", cuenta Marcos. El joven tiene recuerdos de su infancia como una época en la que regía el "todo vale". Salía con un grupo de compañeros del colegio a hacer maldades. "Era nuestro juego -dice Marcos-. Otros niños hacen deportes o miran la tele, nosotros robábamos, sin entender las consecuencias."
    ¿Qué es el maltrato infantil?
    Para muchos, el maltrato es la acción de golpear al menor. Sin embargo, este flagelo abarca mucho más. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato infantil es "cualquier acción u omisión de acción que viole los derechos de los niños y adolescentes". Es decir, hacer y no hacer respecto del cuidado del niño, puede convertirse en una forma de maltrato.
    El abandono o negligencia, y el maltrato emocional también son formas de violencia, según sostienen los especialistas. "El maltrato psicológico y el trato humillante son la primera manifestación de la violencia hacia el menor", dice el presidente del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sergio Sanmartino. "Primero es la violencia verbal, después viene el maltrato físico", aclara Sanmartino.
    Así lo cuenta Sofía, una joven de 17 años que fue derivada por el juzgado a uno de los hogares de la Fundación Juanito, que también trabaja con niños maltratados. "Yo no entendía qué le pasaba a mi mamá, me daban miedo sus gritos -recuerda Sofía-. Ahora sé que era el alcohol lo que la alteraba. Después de los gritos empezaron a venir los golpes", dice la joven.
    Muchos de los menores que llegan a estos hogares tienen grandes signos de abandono físico, sin que necesariamente se haya llegado al golpe. "Algunos de los niños son traídos al programa con un peso muy por debajo de lo normal, sucios y con una notoria carencia de afecto", señala Pincever.
    Una tercera etapa, y con consecuencias físicas y psicológicas aún más graves, es el abuso sexual. "Si hubiera cifras que reflejaran la realidad en este aspecto, serían terriblemente altas", dice la directora del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Nora Shulman.
    Un estudio realizado por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina, junto con la Fundación Arcor en 2007, investigó los distintos tipos de castigo físico y humillante que más ocurran en la Argentina. Los resultados sostienen que en los hogares con niños de entre 0 y 5 años, los castigos más utilizados son principalmente las penitencias (65,1%), los retos en voz alta (65%), los golpes, cachetazos y chirlos (31,8%) y en menor medida las agresiones verbales (9,1%).
    El maltrato se manifiesta de muchas maneras y todas ellas vulneran los derechos del menor protegidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1989, e incorporada a la Constitución Argentina.
    La mayoría de los casos sólo salen a la luz cuando alguien detecta las evidencias físicas del maltrato en el menor. "Por lo general son los maestros quienes se dan cuenta de la situación, cuando el niño empieza a faltar sin excusas válidas, y aparece con golpes en distintas partes del cuerpo", indica Sanmartino.
    Cadena de violencia
    ¿Qué es lo que lleva al adulto a descargar su violencia sobre un niño indefenso? Las explicaciones son muchas y Sin embargo, puede señalarse un aspecto básico: los adultos violentos han sufrido violencia en su pasado.
    Según una investigación realizada por el Programa Ielaidenú con niños maltratados y sus familias, en el 90 por ciento de los casos los padres fueron a su vez maltratados durante su infancia.
    Por eso los especialistas recomiendan trabajar en conjunto con la familia. “Hay que pensar que los padres también fueron víctimas”, dice Mónica Basualdo, una de las responsables del Hogar Juanito. Basualdo sostiene que no se puede negar el pasado del niño, sino que hay que trabajar para evitar que esa violencia se repita y, en lo posible, que los padres también se recuperen.
    “La historia de la propia infancia se considera uno de los factores de más alto riesgo en las posibilidades de llevar adelante adecuadamente la educación y la crianza de los hijos”, sostiene María Inés Bringiotti, de la Asociación Argentina de Prevención del Maltrato Infanto-juvenil (Asapmi).
    Marcos aún hoy, después de pasar diez años en un hogar, conseguir trabajo, independizarse, y lograr algunas de sus metas, sigue preocupado por la posibilidad de repetir su pasado violento. “Intento evitarlo, pero es algo que uno se trae del pasado y siempre tengo miedo de no poder controlarlo”, se lamenta Marcos. Perdió a su pareja porque se asustaba de sus salidas violentas como, por ejemplo, romper algún objeto o gritar para descargarse.
    A pesar de todo está convencido de que no va a repetir lo que le hicieron a él. “Todo lo que hago tiene como objetivo estar lo suficientemente seguro como para criar una familia con mucho afecto y sin violencia”, dice el joven.
    Una tarea de todos
    La sociedad civil, la escuela y los medios de comunicación son tres actores fundamentales para actuar en contra de la violencia hacia los niños. “La falta de valores que experimentamos hoy es una de las grandes causas del maltrato hacia los niños”, opina Marta Dávila, de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
    En eso coincide también la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf). “Es frecuente que los niños maltratados incorporen modelos violentos”, dice Paola Vessvessian, de la Senaf. “Si además se identifican con el agresor, es posible que ejerzan violencia sobre otros, cuando no la vivencian en su cotidianidad sobre sí mismos”, aclara.
    La violencia en la televisión, la indiferencia ante las evidencias cada vez más alarmantes, la negación social de este flagelo que afecta a los niños es lo que los especialistas sostienen que hay que erradicar.
    Según los representantes de Periodismo Social, los medios “tienen un potencial comprobado en la promoción de derechos de niños y niñas” y pueden contribuir para hacer visible el problema del maltrato infantil, “desnaturalizando estos hechos y mostrándolos como un fenómeno psicológico y social complejo, antes que como un flagelo inevitable”. Pero el trato mediático de estos temas también puede generar el efecto contrario. Gisela Grunin, de Periodismo Social, sostiene que esto sucede cuando los medios “ponderan el aspecto más morboso de los hechos, y cuando revelan datos o muestran imágenes que identifican a las víctimas”.
    Las víctimas del maltrato también identifican la “mala prensa”. Matías, un joven que vivió el maltrato en su familia y que hoy es parte del Hogar Juanito, no está de acuerdo con la manera en que se cubren los hechos de violencia hacia los menores.
    “Para los periodistas es algo que pasa lejos, que sólo se publica cuando es un caso extremo, y que pierde importancia a los pocos días –dice el joven, de 17 años–. Pero para nosotros es algo muy real, que vivimos todos los días.”
    Si bien hay muchos casos en los que los niños son los protagonistas de la violencia hacia otros, incluso en ese punto, sostienen los especialistas, hay que considerar a los pequeños agresores como víctimas. Además, la violencia ejercida sobre los menores es mayor que la ejercida por parte de ellos.
    Según el monitoreo de noticias sobre infancia y juventud que realiza, desde 2004, el Capítulo Infancia de Periodismo Social en los principales diarios del país, las notas en las que se relatan hechos sobre niños o niñas víctimas de diferentes tipos de violencia quintuplican las notas en las que aparecen como agresores.
    También la escuela debe responsabilizarse por la violencia hacia los niños, y actuar para evitar que se difunda. “A veces, las instituciones están desbordadas, y cuando un nene se porta agresivamente deciden echarlo del colegio –dice Pincever–.
    Pero cuando los chicos son violentos, hay que pensar que eso es el signo de que algo les está pasando a ellos”, agrega la especialista.
    Sociedad civil
    La presidenta de la Fundación Nuestras Manos, María Lourdes Molina, también sostiene que es la sociedad civil organizada la que debe actuar para evitar la violencia hacia los niños. “Debe convocarse a profesionales de las distintas disciplinas e ir preparando a los estudiantes de los últimos años de las carreras de Trabajo Social, Psicología, Psicopedagogía, Medicina, Psicología Social, entre otras”, dice Molina.
    Sofía, Matías y Marcos se muestran dispuestos a no repetir lo que ellos vivieron. Los tres pelean por su futuro y sueñan con una familia, con hijos a los que puedan brindarles el afecto que ellos no recibieron de sus padres.
    Por Sol Amaya
    De la Redacción de LA NACION

    En Entre Ríos se aplican medidas contra el abuso sexual infantil
    11/06/11 |La titular de la Dirección de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, Marcia López. comentó que desde julio del año pasado está en vigencia en la provincia el Protocolo de Abuso Sexual Infantil, firmado entre los ministerios de Salud y Gobierno, la Policía de Entre Ríos y las instituciones que abordan la problemática.
    ...
    Mascheroni consideró que la resolución de esta causa podría influir en el desarrollo de las que se siguen en Buenos Aires y están en la Corte Suprema de Justicia de esa provincia. “Tengo entendido que gran parte de los que es el recurso que mantiene la procuración general de Buenos Aires tiene que ver con esta causa de El Calafate. Por lo tanto, el hecho de que dicte un sobreseimiento definitivo, puede tener un efecto importante en el recurso de revisión de que hay en la Corte Suprema de esa provincia”.
    Además aclaró que este fallo del Juez Narvarte puede ser apelado por la querella o fiscalía, pero consideró que si hasta el momento (en casi dos años) no hubo aporte de prueba, cree que es poco probable que esto ocurra. “Los fundamentos del Doctor Narvarte son altamente significativos y poderosos como para pensar que ya no tiene más que ver con el problema judicial en la ciudad de El Calafate”, dijo Mascheroni.
    Acciones contra{http://www.pagina12.com.ar/commons/imgs/logo-las12_ch.gif} las12Viernes, 10 de abril de 2009
    ROBERTO PIAZZA
    La confesión que cortó
    el abuso infantil
    Cada 14 minutos es abusado un niño o niña

    Roberto Piazza contó el año pasado
    en Colombiasu libro Corte y solo entreConfesión que fue violado por su hermano Ricardo durante su niñez y adolescencia. El año pasado, Ramiro, su sobrino, le contó que su papá también lo abusaba a él. Desde principio de año que Ricardo está preso. Y esta semana la Justicia de Santa Fe le negó el 5pedido de anulación del juicio. El diseñador creó una fundación cuando descubrió el efecto dominó de alzar la voz y vencer el 10 por cientomiedo para frenar los delitos sexuales cometidos –y repetidos– en el interior de las familias.
    formu_mail
    {http://www.pagina12.com.ar/commons/imgs/go-gris.gif} Por Luciana Peker
    “Yo fui abusado por mi hermano mayor, Ricardo, desde
    los casos es denunciado.
    Este dato revelador, del
    5 a los 17 años”, dice Roberto Piazza. Lo vuelve a decir. Lo dijo en su libro Corte y Confesión que da cuentase publicó en septiembre. Y lo dijo cuando el Institutofinal de Medicina Legal, reflejaaño trinaba entre las copas y él llamó a uno de sus sobrinos –uno de los tres hijos de Ricardo– y escuchó que Ramiro, de 24 años, también había sido violado. Igual que él, como él, después que él. Roberto lo ayudó a hacer la gravedad del maltrato intrafamiliardenuncia y el abuso sexual cometido contraa enfrentar los menoresembates del proceso judicial. El relato de edad.
    Una problemática que,
    la violación de su hermano se tradujo en una causa judicial y en la creación de acuerdo con la Fundación paraRoberto Piazza contra el Abuso Sexual y la Atención aViolencia Familiar desde la Niñez (FAN), viene en aumento tantoque quiere escuchar, darles eco y respaldar a las víctimas de violencia sexual.
    Su hermano ahora está preso
    en Santa Fe. “Esta semana su abogado defensor pidió la anulación del juicio con el país comoargumento de que yo había creado un circo mediático desde Buenos Aires para inculparlo”, critica. El 7 de abril el juez Jorge Patrizzi le denegó la petición. Los ojos negros de Roberto miran fuerte, erguidos, entre la hilera de brillos que destellan sus vestidos. En su remera violeta brilla también la condición de VIP (very important person) que no esconde, sino que prefiere usar para que lo miren. Hablar no es (sólo) una catarsis mediática, es una estrategia en la ciudad.
    "El año pasado detectamos alrededor
    que sus palabras trajeron más palabras y ahora espera la palabra de 200 casosla Justicia contra los silencios que se aprovechan de lo que sucede puertas adentro de una casa.
    ¿Cómo es el proceso para probar el
    abuso sexualsexual?
    –Están las pruebas en las pericias
    y solo desde marzo hasta junioen las declaraciones de 2011 ya se han reportado 35", comentó Mabel Patiño, líder del programatestigos. Es una locura que sucede en todos los juicios por violaciones pedir pruebas físicas de atención psicosocialuna violación cometida hace diez años a un menor de la Fundación.
    La mujer señaló
    edad. El chico está destrozado moralmente y psíquicamente. Sobrevive con preocupaciónun psicoanalista, como lo hice yo, que anteahora soy un ser exitoso, pero te la voglio dire. Yo hace 49 años tuve que enfrentarme a esto y no decir nunca nada. Y lo estoy diciendo ahora.
    ¿Cómo es
    el incrementodominó de las denuncias continua siendo poco el acompañamiento ofrecidofichas que empiezan a nivel institucional tantocaer a los menores comopartir de relatar la violación?
    –Por ejemplo, yo me enteré hace un mes y medio, por una prima hermana mía, que mi mamá –que murió hace 22 años– lo sabía y se lo había contado
    a sus familias. Lo mismo pasaella. Pero calló la boca siempre. Mi vieja sabía eso y que mi papá tenía una amante y un hijo con los procesosella que se llama igual que yo: Roberto. Yo no vivía en un palacio de judicialización que, según dijo, son muy lentos.
    Y fue precisamente teniendo
    20 habitaciones. Yo vivía en cuenta esta situaciónuna casa normal de familia con cuatro hermanos, mi mamá, mi papá, mi abuela y un perro en Santa Fe. Durante diez años fui abusado de las formas más aberrantes que la entidad se diote pueden ocurrir. ¿Cómo no lo van a saber? Yo recuerdo que entre las cientos de veces que fui abusado, una vez, mi madre abrió la tareapuerta de adelantar, dentrola habitación y la cerró. Todas las madres intuyen o huelen que el hijo fue violado por el padre, el tío o el vecino. Pero está el llamado Síndrome de Estocolmo que, con todo respeto, me lo meto en el orto porque creo que toda madre, si sabe que a su oferta de servicios, programashijo se lo están violando, tiene que agarrar al violador del cogote, después denunciarlo y hacerlo pagar por el resto de atención especializadala eternidad, si no la madre es tan cómplice como Jugar para Sanar.
    A través
    el violador. Yo la perdono a mi vieja, eh.
    ¿La perdonás?
    –Sí, yo la perdono. Ella no tuvo padre, no tuvo madre, fue criada por sus hermanos y conmigo fue una mujer maravillosa, pero sufrió tanto tanto tanto que terminé siendo yo el padre
    de este centro de apoyo,mi mamá.
    ¿Y por qué creés
    que tu mamá calló que te abusaban?
    –Por miedo a los mandatos arcaicos y porque no sabía hablar. No
    se ocupahablaba de menores entremi homosexualidad, no se hablaba de la amante de mi papá, no se hablaba del hijastro. Estaba la imagen de la Familia Ingalls y detrás de eso era todo una porquería. Por eso me fui a los 18 meses hastaaños de Santa Fe y a los cinco22 años empecé a tener fobias y sus familias,ataques y a hacer terapia para poder sobrellevar la vida.
    ¿Cómo fue que te enteraste de que a tu sobrino lo violaba su papá que en tu adolescencia te había violado a vos? ¿Alguna vez sentiste que tu historia
    se buscapodía repetir?
    –Una sola vez volví a Santa Fe y a mi hermano lo vi deformado, alcohólico, hasta verde. Lo vi diabólico. Y me dio mucho miedo
    que pase algo malo en mi familia. Pero yo estaba borrado. Vivía en mi mundo. No tenía diálogo con mi familia más que con mi hermano Raúl, que es el padrino de mi casamiento, y tengo muy buena onda. Para fin de año del 2008, no sé por qué, gracias a Dios y a los pequeños superen sus traumas medianteángeles, llamé a una sobrina mía para decirle que el 16 de mayo cumplo 50 años, que voy a hacer una gran fiesta y que quería invitar a toda la expresión artísticaúltima generación de la familia. Ella me pasó el teléfono de Ramiro y lo llamé. Yo creí que él no me iba a querer atender, que me iba a odiar porque yo lo había mandado al frente a mi hermano en el juego.
    En 2010, 102 niños fueron atendidos con el proyecto
    libro (Corte y confesión, publicado por Editorial Planeta, en loseptiembre). Pero cuando me atiende Ramiro me dice: “Hoooooola, tiiito ¿cómo estás?” y me encuentro con un tipo cálido, inteligente, afectivo. Hablamos por teléfono cuatro horas y después seguimos por chat. Me confesó que vafue violado desde los 5 hasta los 14 años. El 31 de 2011 son 96diciembre la llamé a la madre, Ana Redifficci, que se había separado hacía poco –después de 25 años de casados– porque él la golpeaba y le dije “Ramiro te necesita”. Decidieron hacer la denuncia y en enero empezó el via crucis. A la semana le prohibieron acercarse a 200 metros de la familia y a los 15 días lo mandaron preso. Ahora está en la Cárcel de Las Flores. Los abogados dijeron que hacen parte del proceso.
    Otra
    “el famoso” hizo un circo de todo esto cuando, en realidad, yo soy famoso por mi ropa y por mi arte. No por ser un violado. No necesito ser violado para vender vestidos. No me gusta haber sido abusado, afectó mucho mi vida. Por eso, ahora estoy ayudando con la Fundación Roberto Piazza contra el Abuso Sexual Infantil y la Violencia Familiar.
    –Después de una denuncia vienen
    las estrategias impulsadascríticas, “vos destruiste la familia” o “mirá lo que nos hiciste”...
    –El 80
    por FAN esciento de mi familia me ha dicho cosas espantosas. Algunos se abrieron de gambas, otros me dijeron que soy un aberrante, que destruí a la campaña De Golpe,familia, que busca hacer visiblesseparé a todo el mundo, que cómo podía denunciarlo. Esas cosas me las violenciaspaso por el orto, en do menor, para piano y orquesta. Lo que más me interesó fue la primera infancia.
    La estrategia,
    palabra de Ramiro, que me dijo que me debe la vida. En realidad, nos estamos ayudando mutuamente. Yo soy Ramiro y Ramiro es Roberto. Yo soy él cuando era chico y él es yo cuando soy grande. Nos pasó lo mismo. En la misma casa, el mismo dormitorio, la misma cama, solamente que a mí no me pegaban y a él sí, le pegaron mucho.
    –¿Cómo está Ramiro?
    –Le están cayendo fichas, que es lo que me preocupa, que no entre en crisis. Estudia arquitectura, lo tengo becado y
    se promociona desde cinco líneas relacionadaslo regalo con todo el impacto que tienecorazón porque es un golpe, una mirada, un silenciotipo súper inteligente y un grito, busca generarmaravilloso. Está de novio con una reflexión frentechica divina. Y ahora me acompaña no sólo por la causa nuestra sino por la causa de todos. Estamos trabajando en la Fundación para que la gente se anime a hablar. El mensaje es “podés salir de esto, pero tenés que tener huevos y enfrentar al violador”.
    –¿Crees que hablar abre caminos?
    –Abre muchísimos caminos. Yo recibo 200 mails por día. Me escriben personas de 70 años que fueron violadas en su niñez o madres que saben y tienen miedo a denunciar.
    –Mucha gente puede creer que tu denuncia por
    abuso sexual entra en la faceta desbocada de la televisión actual. ¿Cómo es tu estrategia para desnudar la violencia sexual a nivel popular sin que tu condición de mediático lo frivolice?
    –Yo voy a todos los programas, pero soy un tipo respetado
    y no me presto a la importanciachacota. Le estoy dando una entrevista a Páginal12 que es uno de denunciarlo.
    Solo así
    los diarios que yo más respeto y también le doy una nota a Crónica o te voy a Chiche o a Susana o Mirta. La cosa no tiene que ser elitista y seleccionar a tres o cuatro diarios brutales y los demás no. Ser mediático no es malo. Si no estás en los medios no existís, es como si en vez de mandar un mail tendría que ir a buscar un buzón para mandar un correo.
    –A pesar de que la gente
    se evitaráagarra la cabeza y dice “qué aberrante violar a una nena o un nene”, hay muchos mecanismos judiciales que se utilizan actualmente para frenar los másjuicios contra los abusadores.
    –Todos dicen cosas y nadie hace nada. Decir, decimos boludeces todos. ¿Qué hacemos? Hay que hacer denuncias e investigar. Hay leyes que cambiar. Por ejemplo, no tiene que caducar la posibilidad de denunciar a un violador. Si te violaron a los 5 años y a los 30 recién tomaste coraje para denunciar. ¿Por qué no se puede?
    –También está el prejuicio
    de 600 casos que han sido reportados este añosos homosexual porque fuiste violado como si te hubieran contagiado una peste...
    –Que seas violado no tiene nada que ver con ser homosexual. Es como si una mujer violada se tuviera que convertir
    en Antioquia quedenprostituta. Nada que ver, con todo el respeto que les tengo a las prostitutas. Violan a heterosexuales, homosexuales o animales domésticos. La violación no influye en la impunidad.
    http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/A/acciones_contra_el_abuso_infantil/acciones_contra_el_abuso_infantil.asp?CodSeccion=179
    elección sexual. Yo le tenía asco a mi hermano. De hecho, hoy, siendo gay tengo problemas sexuales en mi relación íntima. Y lo declaro sin problemas porque todos tenemos problemas sexuales en algún momento con lo que fuera: el orgasmo, la eyaculación, que se te para, que no se te para. Sí, tengo problemas afectivos, de sexo, de melancolía, de tristeza. Yo ya tengo manggiado cómo protegerme pero tuve cuatro intentos de suicidio en mi vida. Pero, dentro de mis depresiones –que Dios me ayudó a no morirme– pude ser un tipo exitoso.
    Más información: fundacion@robertopiazza.com.ar

    (view changes)
    4:26 am
  4. page Abuso edited ... En el nivel mundial, las cifras son todavía más alarmantes: según Unicef, 275 millones de niño…
    ...
    En el nivel mundial, las cifras son todavía más alarmantes: según Unicef, 275 millones de niños al año sufren distintos tipos de violencia.
    "Si bien los números son terribles, hay que pensar más en la realidad: estamos hablando de criaturas indefensas que viven una constante situación de violencia", dice Karina Pincever, directora del Programa Ieladeinu, que trabaja con niños víctimas de violencia. A ese programa llegó Marcos a los 13 años.
    ...
    con malas juntas ,juntas , robando o
    ...
    maltrato infantil?
    Para muchos, el maltrato es la acción de golpear al menor. Sin embargo, este flagelo abarca mucho más. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato infantil es "cualquier acción u omisión de acción que viole los derechos de los niños y adolescentes". Es decir, hacer y no hacer respecto del cuidado del niño, puede convertirse en una forma de maltrato.
    El abandono o negligencia, y el maltrato emocional también son formas de violencia, según sostienen los especialistas. "El maltrato psicológico y el trato humillante son la primera manifestación de la violencia hacia el menor", dice el presidente del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sergio Sanmartino. "Primero es la violencia verbal, después viene el maltrato físico", aclara Sanmartino.
    ...
    El maltrato se manifiesta de muchas maneras y todas ellas vulneran los derechos del menor protegidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1989, e incorporada a la Constitución Argentina.
    La mayoría de los casos sólo salen a la luz cuando alguien detecta las evidencias físicas del maltrato en el menor. "Por lo general son los maestros quienes se dan cuenta de la situación, cuando el niño empieza a faltar sin excusas válidas, y aparece con golpes en distintas partes del cuerpo", indica Sanmartino.
    ...
    de violencia
    ¿Qué es lo que lleva al adulto a descargar su violencia sobre un niño indefenso? Las explicaciones son muchas y Sin embargo, puede señalarse un aspecto básico: los adultos violentos han sufrido violencia en su pasado.
    Según una investigación realizada por el Programa Ielaidenú con niños maltratados y sus familias, en el 90 por ciento de los casos los padres fueron a su vez maltratados durante su infancia.
    ...
    Marcos aún hoy, después de pasar diez años en un hogar, conseguir trabajo, independizarse, y lograr algunas de sus metas, sigue preocupado por la posibilidad de repetir su pasado violento. “Intento evitarlo, pero es algo que uno se trae del pasado y siempre tengo miedo de no poder controlarlo”, se lamenta Marcos. Perdió a su pareja porque se asustaba de sus salidas violentas como, por ejemplo, romper algún objeto o gritar para descargarse.
    A pesar de todo está convencido de que no va a repetir lo que le hicieron a él. “Todo lo que hago tiene como objetivo estar lo suficientemente seguro como para criar una familia con mucho afecto y sin violencia”, dice el joven.
    ...
    de todos
    La sociedad civil, la escuela y los medios de comunicación son tres actores fundamentales para actuar en contra de la violencia hacia los niños. “La falta de valores que experimentamos hoy es una de las grandes causas del maltrato hacia los niños”, opina Marta Dávila, de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
    En eso coincide también la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf). “Es frecuente que los niños maltratados incorporen modelos violentos”, dice Paola Vessvessian, de la Senaf. “Si además se identifican con el agresor, es posible que ejerzan violencia sobre otros, cuando no la vivencian en su cotidianidad sobre sí mismos”, aclara.
    ...
    También la escuela debe responsabilizarse por la violencia hacia los niños, y actuar para evitar que se difunda. “A veces, las instituciones están desbordadas, y cuando un nene se porta agresivamente deciden echarlo del colegio –dice Pincever–.
    Pero cuando los chicos son violentos, hay que pensar que eso es el signo de que algo les está pasando a ellos”, agrega la especialista.
    Sociedad civil
    La presidenta de la Fundación Nuestras Manos, María Lourdes Molina, también sostiene que es la sociedad civil organizada la que debe actuar para evitar la violencia hacia los niños. “Debe convocarse a profesionales de las distintas disciplinas e ir preparando a los estudiantes de los últimos años de las carreras de Trabajo Social, Psicología, Psicopedagogía, Medicina, Psicología Social, entre otras”, dice Molina.
    Sofía, Matías y Marcos se muestran dispuestos a no repetir lo que ellos vivieron. Los tres pelean por su futuro y sueñan con una familia, con hijos a los que puedan brindarles el afecto que ellos no recibieron de sus padres.
    ...
    Sol Amaya
    De

    De
    la Redacción
    ...
    LA NACION
    En Entre Ríos se aplican medidas contra el abuso sexual infantil
    11/06/11 |La titular de la Dirección de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, Marcia López. comentó que desde julio del año pasado está en vigencia en la provincia el Protocolo de Abuso Sexual Infantil, firmado entre los ministerios de Salud y Gobierno, la Policía de Entre Ríos y las instituciones que abordan la problemática.
    ...
    Mascheroni consideró que la resolución de esta causa podría influir en el desarrollo de las que se siguen en Buenos Aires y están en la Corte Suprema de Justicia de esa provincia. “Tengo entendido que gran parte de los que es el recurso que mantiene la procuración general de Buenos Aires tiene que ver con esta causa de El Calafate. Por lo tanto, el hecho de que dicte un sobreseimiento definitivo, puede tener un efecto importante en el recurso de revisión de que hay en la Corte Suprema de esa provincia”.
    Además aclaró que este fallo del Juez Narvarte puede ser apelado por la querella o fiscalía, pero consideró que si hasta el momento (en casi dos años) no hubo aporte de prueba, cree que es poco probable que esto ocurra. “Los fundamentos del Doctor Narvarte son altamente significativos y poderosos como para pensar que ya no tiene más que ver con el problema judicial en la ciudad de El Calafate”, dijo Mascheroni.
    Acciones contra el abuso infantil
    Cada 14 minutos es abusado un niño o niña en Colombia y solo entre el 5 y el 10 por ciento de los casos es denunciado.
    Este dato revelador, del que da cuenta el Instituto de Medicina Legal, refleja la gravedad del maltrato intrafamiliar y el abuso sexual cometido contra los menores de edad.
    Una problemática que, de acuerdo con la Fundación para la Atención a la Niñez (FAN), viene en aumento tanto en el país como en la ciudad.
    "El año pasado detectamos alrededor de 200 casos de abuso sexual y solo desde marzo hasta junio de 2011 ya se han reportado 35", comentó Mabel Patiño, líder del programa de atención psicosocial de la Fundación.
    La mujer señaló con preocupación que ante el incremento de las denuncias continua siendo poco el acompañamiento ofrecido a nivel institucional tanto a los menores como a sus familias. Lo mismo pasa con los procesos de judicialización que, según dijo, son muy lentos.
    Y fue precisamente teniendo en cuenta esta situación que la entidad se dio a la tarea de adelantar, dentro de su oferta de servicios, programas de atención especializada como Jugar para Sanar.
    A través de este centro de apoyo, que se ocupa de menores entre los 18 meses hasta los cinco años y sus familias, se busca que los pequeños superen sus traumas mediante la expresión artística y el juego.
    En 2010, 102 niños fueron atendidos con el proyecto y en lo que va de 2011 son 96 los que hacen parte del proceso.
    Otra de las estrategias impulsadas por FAN es la campaña De Golpe, que busca hacer visibles las violencias en la primera infancia.
    La estrategia, que se promociona desde cinco líneas relacionadas con el impacto que tiene un golpe, una mirada, un silencio y un grito, busca generar una reflexión frente al abuso y la importancia de denunciarlo.
    Solo así se evitará que los más de 600 casos que han sido reportados este año en Antioquia queden en la impunidad.
    http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/A/acciones_contra_el_abuso_infantil/acciones_contra_el_abuso_infantil.asp?CodSeccion=179

    (view changes)
    4:23 am
  5. page Abuso edited Maltrato infantil Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia…

    Maltrato infantil
    Las estadísticas muestran un importante aumento en las denuncias de violencia familiar contra menores. ¿Qué se puede hacer para prevenir esta situación? Historias de jóvenes que lograron escapar de este fantasma y hoy sueñan con poder formar una familia sana y feliz
    Sábado 21 de junio de 2008 | Publicado en edición impresa
    {http://bucket.lanacion.com.ar/anexos/fotos/81/843381w288.JPG} Maltrato infantilLos castigos más utilizados entre niños de entre 0 y 5 años, son penitencias y retos en voz alta. Ver más fotos
    A Marcos todavía le cuesta entender lo que le tocó vivir. La violencia física y psicológica que ejercía su abuela sobre él, la indiferencia de su madre, la inexistencia de un padre, generaron una falta de contención que lo empujó a la calle. "Ahí, la cosa cambia de color y tenés que elegir, pero con 10 años y sin alguien que te guíe bien elegís lo peor", cuenta Marcos. Hoy es un joven de 22 años, que gracias a un programa de contención y a su propio esfuerzo trabaja, vive solo y sigue tratando de mejorar su vida.
    Pero Marcos no es un caso excepcional, sino uno más de los miles de niños que a diario son maltratados por alguien de la familia. En lo que va del año, el programa Las Víctimas contra las Violencias, que depende del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Eva Giberti, ya ha detectado al menos 270 casos de violencia contra chicos.
    En la Capital, de las casi 4500 llamadas que recibió en 2007 la Línea de Asistencia a la Infancia y la Adolescencia (102), el 79 por ciento fue por denuncias sobre negligencia y maltrato. Las cifras reales son mucho mayores, si se tiene en cuenta que sólo se denuncian dos de cada diez casos.
    En la provincia de Buenos Aires, las denuncias recibidas en las comisarías de la mujer y la familia sobre maltrato a menores de 21 años aumentaron un 56 por ciento el año pasado, respecto de 2006. A través de las defensorías zonales de la provincia, se tomaron al menos 1000 medidas de protección de derechos de víctimas de violencia familiar en 2007.
    Aunque no hay estadísticas oficiales en cuanto al maltrato infantil en el nivel nacional, según los datos de la Subsecretaría de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia, en 2007 se recibieron casi 3300 denuncias de violencia familiar, que involucra la agresión física y psicológica de menores.
    En el nivel mundial, las cifras son todavía más alarmantes: según Unicef, 275 millones de niños al año sufren distintos tipos de violencia.
    "Si bien los números son terribles, hay que pensar más en la realidad: estamos hablando de criaturas indefensas que viven una constante situación de violencia", dice Karina Pincever, directora del Programa Ieladeinu, que trabaja con niños víctimas de violencia. A ese programa llegó Marcos a los 13 años.
    "Al principio no entendía qué hacía ahí, pero prefería estar en el hogar a pasar los días en la calle con malas juntas , robando o buscando droga", cuenta Marcos. El joven tiene recuerdos de su infancia como una época en la que regía el "todo vale". Salía con un grupo de compañeros del colegio a hacer maldades. "Era nuestro juego -dice Marcos-. Otros niños hacen deportes o miran la tele, nosotros robábamos, sin entender las consecuencias."
    ¿Qué es el maltrato infantil?
    Para muchos, el maltrato es la acción de golpear al menor. Sin embargo, este flagelo abarca mucho más. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato infantil es "cualquier acción u omisión de acción que viole los derechos de los niños y adolescentes". Es decir, hacer y no hacer respecto del cuidado del niño, puede convertirse en una forma de maltrato.
    El abandono o negligencia, y el maltrato emocional también son formas de violencia, según sostienen los especialistas. "El maltrato psicológico y el trato humillante son la primera manifestación de la violencia hacia el menor", dice el presidente del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sergio Sanmartino. "Primero es la violencia verbal, después viene el maltrato físico", aclara Sanmartino.
    Así lo cuenta Sofía, una joven de 17 años que fue derivada por el juzgado a uno de los hogares de la Fundación Juanito, que también trabaja con niños maltratados. "Yo no entendía qué le pasaba a mi mamá, me daban miedo sus gritos -recuerda Sofía-. Ahora sé que era el alcohol lo que la alteraba. Después de los gritos empezaron a venir los golpes", dice la joven.
    Muchos de los menores que llegan a estos hogares tienen grandes signos de abandono físico, sin que necesariamente se haya llegado al golpe. "Algunos de los niños son traídos al programa con un peso muy por debajo de lo normal, sucios y con una notoria carencia de afecto", señala Pincever.
    Una tercera etapa, y con consecuencias físicas y psicológicas aún más graves, es el abuso sexual. "Si hubiera cifras que reflejaran la realidad en este aspecto, serían terriblemente altas", dice la directora del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Nora Shulman.
    Un estudio realizado por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina, junto con la Fundación Arcor en 2007, investigó los distintos tipos de castigo físico y humillante que más ocurran en la Argentina. Los resultados sostienen que en los hogares con niños de entre 0 y 5 años, los castigos más utilizados son principalmente las penitencias (65,1%), los retos en voz alta (65%), los golpes, cachetazos y chirlos (31,8%) y en menor medida las agresiones verbales (9,1%).
    El maltrato se manifiesta de muchas maneras y todas ellas vulneran los derechos del menor protegidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1989, e incorporada a la Constitución Argentina.
    La mayoría de los casos sólo salen a la luz cuando alguien detecta las evidencias físicas del maltrato en el menor. "Por lo general son los maestros quienes se dan cuenta de la situación, cuando el niño empieza a faltar sin excusas válidas, y aparece con golpes en distintas partes del cuerpo", indica Sanmartino.
    Cadena de violencia
    ¿Qué es lo que lleva al adulto a descargar su violencia sobre un niño indefenso? Las explicaciones son muchas y Sin embargo, puede señalarse un aspecto básico: los adultos violentos han sufrido violencia en su pasado.
    Según una investigación realizada por el Programa Ielaidenú con niños maltratados y sus familias, en el 90 por ciento de los casos los padres fueron a su vez maltratados durante su infancia.
    Por eso los especialistas recomiendan trabajar en conjunto con la familia. “Hay que pensar que los padres también fueron víctimas”, dice Mónica Basualdo, una de las responsables del Hogar Juanito. Basualdo sostiene que no se puede negar el pasado del niño, sino que hay que trabajar para evitar que esa violencia se repita y, en lo posible, que los padres también se recuperen.
    “La historia de la propia infancia se considera uno de los factores de más alto riesgo en las posibilidades de llevar adelante adecuadamente la educación y la crianza de los hijos”, sostiene María Inés Bringiotti, de la Asociación Argentina de Prevención del Maltrato Infanto-juvenil (Asapmi).
    Marcos aún hoy, después de pasar diez años en un hogar, conseguir trabajo, independizarse, y lograr algunas de sus metas, sigue preocupado por la posibilidad de repetir su pasado violento. “Intento evitarlo, pero es algo que uno se trae del pasado y siempre tengo miedo de no poder controlarlo”, se lamenta Marcos. Perdió a su pareja porque se asustaba de sus salidas violentas como, por ejemplo, romper algún objeto o gritar para descargarse.
    A pesar de todo está convencido de que no va a repetir lo que le hicieron a él. “Todo lo que hago tiene como objetivo estar lo suficientemente seguro como para criar una familia con mucho afecto y sin violencia”, dice el joven.
    Una tarea de todos
    La sociedad civil, la escuela y los medios de comunicación son tres actores fundamentales para actuar en contra de la violencia hacia los niños. “La falta de valores que experimentamos hoy es una de las grandes causas del maltrato hacia los niños”, opina Marta Dávila, de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
    En eso coincide también la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf). “Es frecuente que los niños maltratados incorporen modelos violentos”, dice Paola Vessvessian, de la Senaf. “Si además se identifican con el agresor, es posible que ejerzan violencia sobre otros, cuando no la vivencian en su cotidianidad sobre sí mismos”, aclara.
    La violencia en la televisión, la indiferencia ante las evidencias cada vez más alarmantes, la negación social de este flagelo que afecta a los niños es lo que los especialistas sostienen que hay que erradicar.
    Según los representantes de Periodismo Social, los medios “tienen un potencial comprobado en la promoción de derechos de niños y niñas” y pueden contribuir para hacer visible el problema del maltrato infantil, “desnaturalizando estos hechos y mostrándolos como un fenómeno psicológico y social complejo, antes que como un flagelo inevitable”. Pero el trato mediático de estos temas también puede generar el efecto contrario. Gisela Grunin, de Periodismo Social, sostiene que esto sucede cuando los medios “ponderan el aspecto más morboso de los hechos, y cuando revelan datos o muestran imágenes que identifican a las víctimas”.
    Las víctimas del maltrato también identifican la “mala prensa”. Matías, un joven que vivió el maltrato en su familia y que hoy es parte del Hogar Juanito, no está de acuerdo con la manera en que se cubren los hechos de violencia hacia los menores.
    “Para los periodistas es algo que pasa lejos, que sólo se publica cuando es un caso extremo, y que pierde importancia a los pocos días –dice el joven, de 17 años–. Pero para nosotros es algo muy real, que vivimos todos los días.”
    Si bien hay muchos casos en los que los niños son los protagonistas de la violencia hacia otros, incluso en ese punto, sostienen los especialistas, hay que considerar a los pequeños agresores como víctimas. Además, la violencia ejercida sobre los menores es mayor que la ejercida por parte de ellos.
    Según el monitoreo de noticias sobre infancia y juventud que realiza, desde 2004, el Capítulo Infancia de Periodismo Social en los principales diarios del país, las notas en las que se relatan hechos sobre niños o niñas víctimas de diferentes tipos de violencia quintuplican las notas en las que aparecen como agresores.
    También la escuela debe responsabilizarse por la violencia hacia los niños, y actuar para evitar que se difunda. “A veces, las instituciones están desbordadas, y cuando un nene se porta agresivamente deciden echarlo del colegio –dice Pincever–.
    Pero cuando los chicos son violentos, hay que pensar que eso es el signo de que algo les está pasando a ellos”, agrega la especialista.
    Sociedad civil
    La presidenta de la Fundación Nuestras Manos, María Lourdes Molina, también sostiene que es la sociedad civil organizada la que debe actuar para evitar la violencia hacia los niños. “Debe convocarse a profesionales de las distintas disciplinas e ir preparando a los estudiantes de los últimos años de las carreras de Trabajo Social, Psicología, Psicopedagogía, Medicina, Psicología Social, entre otras”, dice Molina.
    Sofía, Matías y Marcos se muestran dispuestos a no repetir lo que ellos vivieron. Los tres pelean por su futuro y sueñan con una familia, con hijos a los que puedan brindarles el afecto que ellos no recibieron de sus padres.
    Por Sol Amaya
    De la Redacción de LA NACION

    En Entre Ríos se aplican medidas contra el abuso sexual infantil
    11/06/11 |La titular de la Dirección de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, Marcia López. comentó que desde julio del año pasado está en vigencia en la provincia el Protocolo de Abuso Sexual Infantil, firmado entre los ministerios de Salud y Gobierno, la Policía de Entre Ríos y las instituciones que abordan la problemática.
    (view changes)
    4:22 am
  6. page 2011 edited ... Estas jornadas están organizadas en forma conjunta por la Dirección de Educación Secundaria -d…
    ...
    Estas jornadas están organizadas en forma conjunta por la Dirección de Educación Secundaria -de la cartera educativa provincial-, el Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Educación (IICE) de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y el Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
    Un comunicado de la cartera educativa provincial precisó que en estas jornadas están presentes destacados especialistas en educación del país, de otros países latinoamericanos y de España, legisladores nacionales, representantes sindicales y de organizaciones sociales.
    Martes, 9 de septiembre de 2008
    Oporto presentó la renuncia pero Scioli la rechazó
    El director de Educación y Cultura de la provincia de Buenos Aires, Mario Oporto, presentó esta noche su renuncia al cargo pero el gobernador Daniel Scioli se la rechazó y lo ratificó en sus funciones.
    Oporto presentó su renuncia en vísperas de un nuevo paro de los maestros, que afectará las clases para más de cuatro millones de alumnos que concurren a establecimientos públicos, decretado por dos sindicatos que integran el Frente Gremial Docente en reclamo de mejores salarios.

    (view changes)
    4:22 am

More